Abren proceso judicial a mujer por publicar un video falso – Europa – Internacional

[ad_1]

La fiscalía de Barcelona presentó una querella ejemplar en España contra una usuaria de Twitter que en junio del año pasado difundió un video en el que, de forma falsa, acusaba a menores migrantes de hostigar a una profesora en un colegio español.

En realidad, el video había sido grabado el 30 de mayo 2019 en una escuela de la localidad brasileña de Carapicuíba, en el estado de Sao Paulo. En él se ve a varios alumnos insultando a su profesora, pateando y lanzando mesas en el aula.

Sin embargo, la española presentó el video como si hubiera sido grabado en España.
Con el mensaje: “Te mando un video de un centro educativo para los emigrantes menores de edad que entran ilegalmente en España. Te ruego que lo difundas para que España se entere de una vez cómo nos agradecen que los acojamos”.

Pretendía vincular una supuesta violencia en las aulas con los menores no acompañados de otros países que vienen a nuestro país, todo con el fin de denigrarlos

De acuerdo con el fiscal, la querellada “pretendía vincular una supuesta violencia en las aulas con los menores no acompañados de otros países que vienen a nuestro país, todo con el fin de denigrarlos”.

El proceso judicial invoca el artículo 510 del Código Penal español sobre ‘incitación a la discriminación, odio y la violencia’, que prevé pena de prisión de uno a tres años para quienes “lesionen la dignidad” de un colectivo determinado con “acciones que entrañen humillación, menosprecio o descrédito”.

Se trata de la primera iniciativa que toma el ministerio público en España contra la desinformación. Para la fiscalía existe el agravante de que se haya utilizado una red social que tiene un público potencial de cinco millones de usuarios en ese país.

Ahora, un juez de la localidad catalana de Sant Feliu de Llobregat, cerca de Barcelona, deberá decidir si estima las denuncias del ministerio público o si archiva el caso, una decisión que, en caso de producirse, podría recurrir la fiscalía.

EFE

[ad_2]