Alcalde de Girardota reitera pedido de cerrar peajes en Aburrá Norte – Medellín – Colombia

[ad_1]

Más de 20 años después, revivió la discusión en el norte del valle de Aburrá sobre los dos peajes que se encuentran en un tramo de 15 kilómetros.

Este año, en el mes de febrero, el alcalde de Girardota, Diego Agudelo, presentó la alianza ‘Gran Alianza por el Norte del Valle de Aburrá’, en la que manifestó que no es justo que por 20 años los municipios incluidos en el área metropolitana de Medellín (Copacabana- Girardota y Barbosa) estén pagando dos peajes.

(Le puede interesar: Así será el recorrido de las marchas del 21 de septiembre en Medellín)

Agudelo señaló en su momento que ya había expresado, junto con los otros dos alcaldes, esta problemática en la Junta Metropolitana (donde se reúnen los alcaldes de los 10 municipios del área metropolitana).

“Si somos un solo valle de Aburrá, debemos ser un solo para todo. ¿Cómo va a ser posible que entre tres municipios paguemos la doble calzada hasta Puerto Berrío (Antioquia)? Eso no tiene sentido”, manifestó el alcalde.

(Le puede interesar: Así maneja Girardota contigencia del covid, tras no tener cuarentena)

Este lunes, Agudelo reiteró que la discusión debe ponerse sobre la mesa y el miércoles sostendrá a las 8:00 de la mañana una reunión con los líderes del norte del Aburrá para programar las acciones que desarrollarán para la petición de que trasladen estos peajes.

El norte del valle de aburra es el ÚNICO territorio del país donde existen dos puestos de peajes en menos de 15 Km.

¡Esta INFAMIA no puede continuar!

— Diego Agudelo (@diegoagudelogir) September 21, 2020

Cabe recordar que en el tramo hay tres casetas de peajes: Niquía, Trapiche y Cabildo. En cambio, en la misma distancia, pero hacia el sur del valle de Aburrá; no existen estos cobros.

Durante una reunión el pasado 11 de septiembre, el alcalde Agudelo le solicitó a Luis Fernando Suarez, gobernador (e) de Antioquia, el retiro de estos peajes, a lo que el mandatario respondió haberse comprometido a estar en las mesas de trabajo para buscar soluciones. La decisión no estaría en sus manos, sino en las del Ministerio de Transporte.

(Además: Cañaduzales del horror: lugar donde ocurren los más terribles crímenes)

Desde el año 1999 se intentó la colocación de peajes para la financiación de la doble calzada Bello – Hatillo, lo cual no se logró debido a la oposición de la comunidad del sector; sin embargo, el 26 de noviembre de 2001 se inició el cobro del peaje en el sitio conocido como el Trapiche en jurisdicción del municipio de Girardota.

De hecho, EL TIEMPO registró cuando unas 22.000 personas de los municipios de Bello, Copacabana, Girardota y Barbosa, situados a lo largo de la vía a la Costa Atlántica, bloquearon la carretera el 15 de abril de 1999, cuando supieron que el departamento comenzaría a cobrar el peaje.

De allí, comenzó un calvario para la comunidad, que ha reclamado que cese de este cobro.

(Le puede interesar: Girardota no reconoce calidad de medición del aire en el Aburrá)

“Quiero referirme al problema que viven nuestros vecinos de Copacabana y otros municipios con la instalación del peaje en ese sector, lo cual es similar a que pongan peaje a la entrada de Usaquén, Bosa, Soacha y demás poblaciones alrededor de Bogotá”, reza una carta al director de EL TIEMPO, que data del año 2004.

Actualmente, el llamado peaje social (Niquía) tiene un cobro por 2.700 pesos a automóviles y buses y busetas, mientras que el de Trapiche y Cabildo cuesta 11.100 pesos para particulares y 500 pesos más para transporte público colectivo.

MEDELLÍN

[ad_2]