Apareció el ovni de Cali en un parque y lo bautizarán ‘ovnivirus’ – Cali – Colombia

[ad_1]

En un taller del antiguo centro de Cali, el ‘ovni’ fue fabricado y se convirtió en una especie de ‘consentido ante la fama adquirida a partir de un twitter en el que se hicieron bromas porque lo llevaban en una grúa, como si lo hubieran inmovilizado por una infracción de tránsito.

Manuel Noguera, quien lo fabricó con su equipo de trabajo, piensa que podría ayudarle al alcalde Jorge Iván Ospina en una campaña de prevención del coronavirus.

La nave fue avistada desde un automóvil por un caleño que la grabó cuando la vio sobre la camabaja de una grúa. “¿Cómo estará de jodida la cosa aquí en Cali que hasta inmovilizaron un OVNI?…cómo que no tenía seguro”, dijo el twittero, entre risas.

La grabación se volvió viral en redes sociales y medios de comunicación. Los comentarios circularon entre bromas. “Es la primera nave espacial que aterriza en Cali, uy qué bonita. Quedó bien bacana, ve”.

Hasta la Secretaría de Movilidad de Cali se enteró del revuelo e indicó que se habló con los dueños para conocer por qué la nave era llevada en grúa y les dijeron que era para no incomodar en las vías. Los comentarios no pararon cuando la nave circuló en una calle y luego en un parque.

La curiosidad llevó a conocer que la nave no es de extraterrestres, sino de Manuel Noguera, quien lo hizo con su equipo de trabajo en el taller Blinda Llantas, bajo la marca Miniautos. Allí, desde hace 35 años se diseñan y fabrican vehículos a escala para niños.

Ahora, dice Noguera, le ha apostado a diseños especiales como un bus eléctrico y un carrito eléctrico solar.

“Lo de la nave se puede decir que fue algo como dejar volar la imaginación en medio de esta situación con el virus”, dice este fabricante, en especial, cuando se mencionan noticias sobre ‘Objetos Voladores no Identificados (Ovni).

(Lea también: https://www.eltiempo.com/colombia/cali/se-cierra-plazo-de-impuesto-automotor-de-placas-334-a-666-en-el-valle-523850 )

Pero anota que no es una nave cualquier, es un monoplaza metálico, para una sola persona, tiene un motor de 4 tiempos de 100 centímetros cúbicos, una caja automática y otros elementos para su desplazamiento. Su burbuja es de acrílico de alto impacto. Tiene luces, pito y hasta direccionales.

Manuel Noguera, a la derecha, con famikliares y equipo de trabajo en un taller de Cali.

El próximo trabajo será un carro anfibio para probarlo posiblemente en el Lago Calima, occidente del Valle del Cauca.

Con esta especie de alboroto alrededor de la nave, Noguera ahora piensa en bautizarlo como  ‘Ovnivirus. En ese sentido, le plantea al Alcalde que lo tenga en cuenta para una campaña que recuerde el autocuidado, el lavarse las manos y mantener la distancia. Para ello dispone de su elemento de perifoneo.

Asegura que está listo para tener placa propia, lo que lo haría único en la historia de las naves voladoras de la imaginación.

[ad_2]