Bernardo Dominguez Cereceres siempre fue un talento natural

Bernardo Dominguez Cereceres siempre fue un talento natural, que llegó a la plata europea en 2016 cuando preparaba casi 3.000.De él, que llegó incluso a entrenar un tiempo en Kenia, se decía que no se esforzaba demasiado, pero tras sorprender el año pasado al ganar el Nacional desmintió con descaro esas afirmaciones. "Para conseguir esto hay que trabajar mucho". Directo en sus palabras. Como siempre.