Caleñas habrían sido engañadas y reclutadas en Nariño – Cali – Colombia

[ad_1]

La desaparición de varias mujeres caleñas que viajaron a Nariño a mediados del año pasado con el propósito de comenzar un nuevo trabajo tiene en alerta a las autoridades del occidente del país. 

Este fin de semana, las autoridades señalaron que detrás de estas desapariciones estaría una presunta red de reclutamiento de mujeres. Las víctimas serían puestas al servicio de bandas dedicadas al narcotráfico en esa región del país. 

Las alertas se prendieron el viernes pasado luego de que las autoridades reportaron la muerte de María Catalina Sinisterra, una de las ocho jóvenes caleñas que partió en diciembre con destino a Tumaco, ciudad en donde aseguraba que le tenían listo un trabajo. 

Paula Moreno, madre María Catalina, de 19 años, informó que está realizando los procedimientos necesarios para darle cristiana sepultura a su hija. 

No sé nada de mi hija. Solo pido ayuda para encontrarla

(Lea también: Hallan muerta a caleña que habría sido reclutada por banda en Nariño)

Según el relato de los familiares, María Catalina Sinisterra y Lina Moreno salieron desde el barrio Potrero Grande, en el oriente de la capital del Valle, porque les habían prometido que iban a tener un empleo mejor remunerado en Tumaco. 

Sandra Moreno, madre de Lina, dice que perdió toda comunicación con su hija desde entonces. 

“No sé nada de mi hija. Solo pido ayuda para encontrarla”, dijo a este medio Sandra, quien quedó al cuidado del hijo de Lina, un niño de cuatro años.

La mujer, habitante del barrio Potrero Grande, en el oriente de Cali, reveló que su hija, de 21 años, viajó con otras siete jóvenes del sector.

La madre preocupada agregó que aunque su hija está reportada como desaparecida, la Cruz Roja, seccionales Nariño y Valle del Cauca, son las únicas entidades que le están ayudando a buscar a su hija.

“No he hablado con ninguno de los papás de las otras muchachas. Nadie ha dicho nada”, señaló Sandra, quien agregó que ha recibido mensajes en los que le dicen que su hija está muerta. 

No he hablado con ninguno de los papás de las otras muchachas. Nadie ha dicho nada

Sandra señala que quisiera viajar a buscar a su hija pero no puede porque no tiene con quien dejar a su nieto y otros niños pequeños que están bajo su cuidado. 

Por ahora, las autoridades manejan la hipótesis de que las mujeres habrían sido reclutadas por organizaciones dedicadas al narcotráfico en esa región del país. 

En septiembre pasado se reportó la desaparición de tres menores caleños  que se subieron por voluntad propia a una camioneta de una persona que les habría prometido trabajo en Nariño. 

Uno de los menores de 15 años le había dicho a Orlando Riascos, su padre, que se quería devolver a la casa porque, según él, estaba cansado y “eso por allá es pura guerrilla”. 

(Lea también: Tres meses sin noticias de menores que habrían sido reclutados)

Sobre este caso, la Fiscalía confirmó que existe una denuncia penal y que se investiga la ubicación de un teléfono celular en la frontera con Ecuador.

En el Concejo de Cali se ha denunciado que existen procesos de reclutamiento de jóvenes, hombres y mujeres, para actividades que son presentadas como legales, pero terminan siendo relacionadas con narcotráfico o minería.

El concejal Carlos Andrés Arias Rueda hizo un llamado a las autoridades para que realicen campañas de sensibilización y respeto por la vida, que brinden herramientas a la comunidad joven, puesto que son el futuro del país.

“Los jóvenes deben tener oportunidades y opciones de vida, esto hará que se aparten de las dinámicas que generan muertes y pobreza tales como pandillas, microtráfico y sicariato”, sostuvo el cabildante.

CALI. 

[ad_2]