Carga gratis, en el centro de Medellín, para vehículos eléctricos – Medellín – Colombia

[ad_1]

Con la visión de ser el primer parqueadero público del centro de Medellín con el servicio de parqueo y carga eléctrica para carros, motos, e incluso bicicletas, el Unión Plaza inauguró un nuevo espacio para vehículos ecológicos.

La llegada de este espacio al Centro se da, según explica la administradora del parqueadero, Viviana María Flores, por los cambios que se están dando en materia de transporte con energías renovables en la ciudad, gracias a los beneficios tributarios y al apoyo de la Administración Municipal.

Entre ellos, señala como ejemplo, los recién llegados taxis eléctricos y otros particulares.

El parqueadero, que demoró más de un año en completarse, funciona del piso 3 al 8 en el Unión Plaza Centro Comercial, con el que comparte las instalaciones de manera independiente.

El lugar tiene una capacidad para 300 carros y 180 motos convencionales. Los parqueaderos eléctricos son dos celdas, pero para el futuro cercano esperan que sean más.

En el punto ecológico los conductores pueden llegar, parquear y cargar su vehículo. De todos los vehículos eléctricos los más comunes son los de las marcas Renault, BMW, BYD y Nissan.

La inversión total para ejecutar el proyecto fue de un poco más de 1.500.000 pesos.
Sin embargo, Empresas Públicas de Medellín (EPM), fue clave para lograr tener este primer punto de carga del centro de la capital antioqueña.

“Queremos brindarle este servicio adicional a la gente, que baje al centro, venga al parqueadero con su carro, moto o bicicleta eléctrica y mientras realiza sus diligencias, lo pueda cargar, de manera gratuita, pues la energía no se cobra. Solo el parqueo, como cualquier vehículo”, explica Flores.

Empresas Públicas de Medellín (EPM) fue clave para lograr tener este primer punto de carga del centro de la capital antioqueña

Empresas Públicas de Medellín (EPM), fue clave para lograr tener este primer punto de carga del centro de la capital antioqueña.

Foto:

Esneyder Gutiérrez

El parqueadero Unión Plaza abrió sus puertas al público en 1998, luego de que el Club Unión, propietario del inmueble, lo vendiera y se trasladara a su nueva sede en El Poblado y este lugar se convirtiera en un establecimiento de comercio y en un parqueadero público.

“Nosotros los administradores tenemos un compromiso social muy grande: este es darle herramientas a la gente para que tenga soluciones en el ambiente, esto es poner puntos ecológicos, espacios de carga, entre otros, que generen un ambiente de responsabilidad social y sostenible para el planeta”, puntualiza Flores.

José Alfredo Bedoya Rendón, un paisa con un poco más de 50 años de edad, es precisamente una de las primeras personas que compró un taxi eléctrico en la ciudad
.
Para él, que ya ajusta más de 30 años en el oficio y que recuerda aún con orgullo su primer taxi, un ‘Chevette’ de 1990 a gasolina, es una gran noticia que en la ciudad se construyan más espacios para poder cargar su vehículo, que ahora es un taxi eléctrico de marca BYD 5400.

Cuando trabajaba, con su anterior carro a gasolina, gastaba en promedio 60.000 pesos en gasolina cumpliendo turnos como los que hace actualmente en su carro eléctrico.
Pero, con la diferencia que ahora calcula que tendrá un costo de entre 20.000 y 25.000 pesos por carga completa.

En este momento tiene el beneficio de que no le cobrarán la energía hasta el próximo primero de enero del 2021.

“Necesitamos que haya más lugares de carga en la ciudad, pero también en las carreteras de Colombia. Que la gente sepa que los carros eléctricos sí son finos y se pueden comprar, debemos apostarle a esta tecnología para dejarle un mejor país a los menores”, dice Bedoya.

En este momento tiene el beneficio de que no le cobrarán la energía hasta el próximo primero de enero del 2021

Bedoya agrega que en este carro ha podido trabajar jornadas más amplias que en su anterior carro a combustión, que sube cualquier loma de la ciudad y que se ha ahorrado mucho dinero en los más de 26.000 kilómetros que ha recorrido hasta ahora.

El carro lo carga en las Electrolineras que, generalmente, están en los principales centros comerciales de la ciudad y algunas universidades.

El tiempo de carga es relativo pero, según Bedoya, demora 45 minutos aproximadamente, tiempo que utiliza para hablar con los amigos, limpiar el carro o realizar alguna diligencia.

Para Bedoya, existe una gran cantidad de taxistas como él que quieren pasarse a un carro eléctrico, pero uno de los mayores obstáculos es que estos son vehículos costosos. En promedio, estos tienen un valor de 100 millones de pesos.

Esneyder Gutiérrez
Para EL TIEMPO @esneyderfoto
MEDELLÍN​

[ad_2]