Cayó el falso pastor que asesinó a una mujer en Barranquilla – Barranquilla – Colombia

[ad_1]

Luis Carlos Álvarez Rivera, de 25 años de edad, es el hombre que durante un tiempo mantuvo engañado a un gran número de personas en el sur de Barranquilla, haciéndose pasar como un inofensivo pastor evangélico, pero en realidad era un temible atracador y sicario, a quien no le tembló el pulso para asesinar a una indefensa ama de casa.

En el mundo delictivo era como ‘Pastorcito mentiroso’, que se hacía pasar como vendedor de verduras. Con esa fachada de comerciante informal distrajo a Omaira Beatriz Balza Charris, en el barrio El Manantial, en Soledad, para después asesinarla. El caso se reportó el pasado fin de semana

De acuerdo con las autoridades, ‘Pastorcito mentiroso’ subió las escaleras hasta llegar a la puerta de la casa de la mujer, ubicada en el segundo piso. Cuando la víctima llegó a la sala de la vivienda, le propinó tres balazos en diferentes partes del cuerpo. Omaira Beatriz murió en el acto.

Álvarez Rivera bajó corriendo las escaleras y huyó en una motocicleta, que era conducida por Jhan Carlos Romero Mercado.

En la iglesia andaba con la biblia en una mano predicando y en las calles, usaba un arma en la otra mano para atracar

Ambos fueron capturados este lunes en el barrio Villa Rosa de Soledad. La Fiscalía les imputó los delitos de homicidio agravado en concurso heterogéneo con fabricación, tráfico, porte de armas de fuego, accesorios, partes o municiones agravado. Posteriormente, los aseguraron con medida intramural en la Penitenciaría El Bosque.

Un alias bien ganado

Luis Carlos Álvarez Rivera se ganó su alias ‘Pastorcito mentiroso’, después de que lo capturaron el pasado 11 de octubre, en el barrio en la calle 97 con carrera 6, barrio La Gloria de Barranquilla. En ese momento le hallaron en su poder un arma artesanal.

Álvarez Rivera había quedado grabado en una cámara de seguridad de un bus de Galapa atracando a los pasajeros y al conductor entre San Martín y Las Malvinas, en el suroccidente de Barranquilla.

Su alias se lo ganó porque en su Facebook fungía como un líder cristiano de una iglesia evangélica.

“En pocas palabras, en la iglesia andaba con la biblia en una mano predicando y en las calles, usaba un arma en la otra mano para atracar”, señala el reporte de la Policía Metropolitana de Barranquilla.

Su testimonio

Lo más curioso, dentro de la historia delictiva de este delincuente, es la doble vida que llevaba y el testimonio con el que se ganó la confianza de la iglesia en su momento.

Álvarez se hizo conocer porque dijo en un testimonio en un canal cristiano que Dios lo había curado del homosexualismo, del Sida y que había cambiado completamente. Tanto así que fue invitado en 2017, por la comunidad a la que pertenecía a expresar su “experiencia de vida” en televisión en vivo, por la obra hecha en su persona. Por ese relato, el joven recibió comentarios positivos.

También le puede interesar

En el testimonio, el hombre dijo que “la raíz de todos los males es el amor al dinero”. “Comencé a delinquir, entré a la cárcel por hurto, aquellos amigos homosexuales se olvidaron de mí y me dieron la espalda”, relató.

El hombre de 25 años se convirtió en uno de los testimonios más comentados, porque la gente valoró en su momento ese arrepentimiento. Álvarez se autoproclamaba como profeta y tenía sus seguidores, que no miraron más allá de sus palabras ni tampoco sus actos.

Contó que pagó cárcel por hurto y también lo requerían por homicidio y que fue herido de muerte.

“Lo que no contaba su comunidad era que de corazón no estaba curado porque sucumbió al pecado de robarle a un prójimo, como él mismo dice en su testimonio escuchó al diablo y se apartó de los caminos de Dios”, puntualiza en su informe sobre el prontuario del delincuente la Policía.

BARRANQUILLA

[ad_2]