Colombianos aspiran a nacionalidad en Europa por tener orígen sefardí – Europa – Internacional

[ad_1]

Colombia fue el país que registró el segundo mayor número de solicitudes para adoptar la nacionalidad española por tener origen sefardí (judíos expulsados en 1492). Se presentaron 28.214. El primero fue México, con 33.653, y el tercero, Venezuela (22.363).

Estas son las cifras definitivas, pues el plazo venció el primero de octubre del año pasado y no hay posibilidad de prórroga. “La ley 12 de 2015 fue muy clara al definir un período de tres años con una sola prórroga posible de un año, que ya terminó”, explica Juan Manuel Campo, presidente de la sección de extranjería del Colegio de Abogados de Madrid. Así también lo confirmó a este diario el Ministerio de Justicia español.

(Le puede interesar: ¿Qué explica el sutil cambio de España hacia Guaidó?)

La ley señala que las solicitudes deben ser resueltas en el plazo máximo de doce meses desde que el expediente y los informes hayan entrado a la Dirección General de los Registros y del Notariado. Si, transcurrido el término no se existe una resolución expresa, se entiende que han sido desestimadas. Sin embargo, el Ministerio puede dictar una resolución expresa –positiva o negativa– con posterioridad.

En total, se presentaron 153.767 solicitudes, de acuerdo con el Ministerio de Justicia. El primero de octubre de 2019 se habían concedido 31.222 con acta tramitada ante notario.

(Le puede interesar: Portugal y España, camino a la legalización de la eutanasia)

En total, se presentaron 153.767 solicitudes, de acuerdo con el Ministerio de Justicia

Portugal, puerta abierta

El despacho español de abogados Larea & co. afirma que “muchos descendientes de origen sefardí no han podido optar debido a la dificultad de encontrar documentación o simplemente porque no sabían de la existencia de la ley”. Y ofrece una solución: “Portugal promulgó la misma ley poco después que España, con la diferencia de que no tiene fecha de caducidad”.

Es posible que el hecho de que la puerta se mantenga abierta en Portugal sea el origen de rumores que afirman que se prorrogó el plazo de recepción de solicitudes para recibir la nacionalidad por origen sefardí en España. “La ley portuguesa presenta algunas ventajas respecto a la española”, señala Breisy Corcino, socia de Larea & co. “No se exige exámenes de idiomas ni de cultura portuguesa; tampoco hay que acreditar una vinculación con Portugal, ni viajar a ese país para firmar ante notario”.

Sin embargo, también conlleva una desventaja importante: “Allí son más rigurosos en definir quién tiene origen sefardí y quién no”, advierte.

La abogada afirma que desde que venció el plazo en España, ella y sus socias (de las cuales una es colombiana) han atendido más clientes interesados en aspirar a la nacionalidad portuguesa por filiación sefardí. Sobre todo, provienen de Antioquia (Colombia) y de Monterrey (México).

Detrás de la posibilidad de adquirir la nacionalidad por origen sefardí se mueven altas sumas de dinero

Un abogado que pidió anonimato aseguró que detrás de la posibilidad de adquirir la nacionalidad por origen sefardí se mueven altas sumas de dinero. “Aunque la norma determina que solo hay que pagar la tasa de cien euros en España, las oficinas que hacen los trámites en Colombia cobran hasta tres mil euros por persona”, dijo. “Hay despachos que hicieron fortunas con escasa presentación de documentos”, agrega.

“También es necesario pagar certificados en los centros sefardíes en España, que están cuestan alrededor de 60 euros. Y sumas variadas por certificados que expiden los centros culturales. Basta multiplicar por 150 mil solicitudes para darse cuenta de la magnitud económica detrás de esto”, dice.

“La mayoría de las veces los interesados en adquirir la nacionalidad por filiación sefardí no están alineados con el espíritu del legislador, que no es otra que compensar a los judíos expulsados de la península ibérica”, concluye.

JUANITA SAMPER
Corresponsal EL TIEMPO
Madrid

[ad_2]