Denuncian desplazamiento en Norte de Santander por masacre en Tibú – Otras Ciudades – Colombia

[ad_1]

La crisis humanitaria en zona rural de Cúcuta y Tibú, en Norte de Santander, se agudizó este fin de semana tras la muerte de ocho personas en poblaciones cercanas a la frontera con Venezuela.

Tras los hechos de violencia que se presentaron el pasado sábado, cerca de 450 personas decidieron abandonar sus viviendas y refugiarse en la escuela Rafael García Herreros, en el casco urbano del corregimiento Banco de Arena.

Algunas familias desplazadas que temen por sus vidas decidieron trasladarse hasta Cúcuta y otro grupo se movilizó hacia el municipio de Tibú.

Wilfredo Cañizares, director de la Fundación Progresar, organización dedicada a la defensa de derechos humanos en Norte de Santander, expresó que aunque los pobladores temen perder sus pertenencias y el patrimonio familiar, decidieron marcharse de la zona de violencia.

“Hay mucho miedo por la intimidación, por los combates, por los enfrentamientos y los hechos violentos que han ocurrido. La masacre fue el detonante para que la comunidad se desplazara a pesar de la orden de ‘Los Rastrojos’ de no hacerlo”, indicó Cañizares.

La alteración del orden público originada por grupos armados ilegales que disputan el control territorial de la zona fronteriza ha desencadenado al menos tres masacres desde el mes de marzo y nuevos desplazamientos en el área rural. Campesinos y líderes sociales han sido los más afectados.

Elisa Montoya, secretaria de Posconflicto y Cultura de Paz, confirmó que dentro de la población desplazada hay 23 adultos mayores, 132 niños, 5 en condición de discapacidad y 47 migrantes venezolanos.

“Logramos identificar las necesidades de esta población y esperamos poder generar un plan de acción que les permita retornar a sus viviendas con las garantías necesarias”, precisó Montoya.

Jairo Yáñez, alcalde de Cúcuta, hizo un llamado al Gobierno Nacional para hacerle frente a la problemática de seguridad que se presenta en la zona rural de Cúcuta, donde se han registrado múltiples enfrentamientos entre los grupos armados Eln, Los Rastrojos, Los Pelusos y la banda delincuencial La Línea.

La masacre

La Asociación Campesina del Catatumbo (Ascamcat) informó el pasado sábado acerca de la masacre perpetrada en la vereda Totumito, zona rural de Tibú, y el asesinato de dos campesinos en poblaciones aledañas.

La Defensoría del Pueblo confirmó el hallazgo de ocho cuerpos en los lugares señalados por la comunidad campesina. Dos de los cadáveres fueron hallados en la vereda Vigilancia.

El Comando de la Trigésima Brigada, unidad militar orgánica de la Segunda División del Ejército Nacional, informó que la Policía Nacional y la Fiscalía General de la Nación realizaron los actos judiciales.

“Serán las autoridades competentes en el desarrollo de sus investigaciones las que determinarán, no solo las identidades de las personas asesinadas, sino también las circunstancias de tiempo, modo y lugar en que sucedieron estos homicidios”, señaló el Ejército en un comunicado.

El asesinato de estas ocho personas se produjo horas después del ataque perpetrado contra una unidad militar del Ejército Nacional, en el hecho dos militares fallecieron y otros ocho uniformados resultaron heridos por la activación de explosivos en el sector conocido como Barco-La Silla.

CÚCUTA

[ad_2]