Desplazados de San José de Uré, entre la pandemia y la violencia – Otras Ciudades – Colombia



Hacinados en casas de familiares y amigos y otro tanto en un salón considerado el coliseo del pueblo, los 279 desplazados que la semana pasada huyeron de sus viviendas en zona rural de San José de Uré, Córdoba, tras la muerte de seis personas, enfrentan el destierro frente a dos enemigos: el Covid -19 y la violencia de los grupos ilegales.

Quienes exigen atención para estas personas son las organizaciones defensoras de derechos humanos, ya que los desterrados no cuentan -y en muchos casos desconocen- las redes sociales, la única forma de pedir ayudas del gobierno tras las restricciones en el contacto social.

Cordobexia había advertido con anterioridad acerca de los riesgos que sufre la población rural de San José de Uré y en especial quienes habitan en zonas afectadas por la presencia de actores armados.

Lo invitamos a leer: ¡Impresionante! Egan ganó la etapa y es líder en la Ruta de Occitania

La ONG Cordobexia, que tiene pleno conocimiento de la situación de violencia en el sur de Córdoba, ha liderado la defensa de las 67 familias que desde el pasado 27 de julio huyeron de sus predios luego que un grupo armado, al parecer miembros del clan del golfo, irrumpieron en la vereda la Cabaña y asesinaron a una pareja de ancianos y a su hijo. Antes de irse y luego del sangriento hecho, amenazaron a los demás pobladores de regresar y asesinarlos si no desalojaban el pueblo.

La Unidad e Víctimas de la administración departamental llegó hasta el lugar de hacinamiento y ordenó nuevas acciones que incluyen refuerzos alimenticios y medidas de bioprotección.

Sin cumplirse 24 horas de ese triple homicidio, fueron encontrados los cuerpos de tres hombres a orillas de la carretera que comunica a San José de Uré con Montelíbano. Ese hecho agudizó el miedo y además de los habitantes de la Cabaña, también huyeron pobladores de Puerto Colombia, otro caserío asediado por los grupos ilegales.
Los desplazados se concentraron en el casco urbano de San José de Uré, muchos desconocen las medidas de bioseguridad, otros no cuentan con el dinero suficiente para comprar elementos sanitarios como alcohol y tapabocas.

Entre las personas desplazadas se encuentran 52 niños, 105 mujeres y una en embazo, y 2 personas con discapacidad, las cuales.

El plan de atención básica de la Alcaldía de San José de Uré, fue ‘acondicionar’ el polideportivo La Esperanza y llevar raciones alimenticias que solo alcanzaron para dos días. Una brigada de salud que contó con un médico y tres enfermeras que solo hicieron labores rutinarias, pero sin toma de muestras para detección de coronavirus.

Este no es un albergue humanitario, no hay dormitorios, no hay agua potable, no hay baños.

“Este no es un albergue humanitario, no hay dormitorios, no hay agua potable, no hay baños. La noche del 27 de julio cenaron sobre las 10:00 de la noche, les ha tocado pedir posada, caridad en hogares de amigos, conocidos para que les permitan dormir, señala Cordobexia en una publicación enviada a medios de comunicación incluido EL TIEMPO.

Cordobexia había advertido con anterioridad acerca de los riesgos que sufre la población rural de San José de Uré y en especial quienes tienen sus viviendas en zonas afectadas por la presencia de actores armados que buscan hacerse al control de territorios para el manejo del negocio del narcotráfico, incluido cultivos, procesamiento y rutas de embarque de drogas.

“La alerta temprana 054-19 emitida el 18 de diciembre de 2019 por la Defensoría del Pueblo advirtió estos riesgos, recomendó 21 acciones precisas; esos riesgos hoy están consumados, dijo Cordobexia.

Por su parte, la Gobernación de Córdoba reforzó la labor con ayudas médicas y de alimentos, al tiempo que informó sobre las labores coordinadas con Ejército y Policía para garantizar el retorno a sus propiedades.

La Unidad e Víctimas de la administración departamental llegó hasta el lugar de hacinamiento y ordenó nuevas acciones que incluyen refuerzos alimenticios y medidas de bioprotección.

“Dentro a los compromisos que se adquirieron dentro del Comité de Justicia Transicional estamos haciendo entrega de las ayudas humanitarias, y con la Alcaldía de San José de Uré estamos coordinando acciones en el marco de la emergencia sanitaria”, dijo Edgar Garcés, director de la Unidad de Víctimas.

Lo invitamos a leer:

OMS afirma que ‘quizás nunca haya una solución’ para el coronavirus

Cuánto costaría la vacuna y quiénes serían los primeros en recibirla

Rusia empezará a distribuir su vacuna contra covid-19 el 10 de agosto

Gudilfredo Avendaño
Especial para EL TIEMPO
Montería