Efectos de los incendios en parques naturales de Meta y Vichada – Otras Ciudades – Colombia

[ad_1]

Los efectos por la destrucción de las 10.500 hectáreas que el fuego ha consumido, durante esta temporada seca, en cinco parques naturales nacionales de los departamentos de Meta y Vichada podrán tardar en recuperarse hasta cien años.

El parque más afectado en extensión y ambientalmente es el Tinigua, en el Meta, toda vez que el fuego han consumido 4.966 hectáreas, en 830 incendios, y es el que más tardara en recuperarse, posiblemente cien años, explicó un biólogo de Parques Nacionales de Colombia.

En esta zona protegida, el fuego destruyó bosques amazónicos, afectó el habitad de aves, primates, jaguares, venados, osos perezosos, y muchos de los animales que se alcanzaron a salvar del fuego se trasladan a áreas donde quedan expuestos a la cacería.

(También: Coronavirus: enfermo fingió Covid-19 para que lo atendieran en Caldas)

El Tuparro, en Vichada, ha perdido más de 1.200 hectáreas.

En el Tuparro, en Vichada, donde se han perdido más de 1.200 hectáreas, la recuperación de los bosques de galería puede tardar de 40 a 50 años, además de las afectaciones a dantas, jaguares, tigrillos, tortugas, lagartos y culebras.

El incendio en Caño Cristales donde hay un afloramiento rocoso, la recuperación de la flora aparentemente puede ser puede ser más rápida, de cuatro años, porque el terreno está habituado a las quemas, dice el experto, pero hay unos pequeños bosques que pueden tardar muchos años en volver a un estado natural.

(Le puede interesar: ¡Pilas! Estas son las vías de Colombia con más accidentes de tránsito)

En estos parques, sostiene el biólogo consultado, que prefirió mantener su nombre en reserva, la riqueza biológica de insectos es muy grande, porque son los polinizadores y hacen el control para que las plagas no afecten los cultivos.

A corto plazo también se afecta el agua con las cenizas y los nutrientes que caen sobre las quebradas y ríos y hacen que cambie el ph y la acides, y a largo plazo genera que se prolonguen las sequias y que las lluvias sean más severas. En esta temporada ya hay disminución de los caudales de los ríos Guayabero, Ariari y Duda, en el Meta.

Sumapaz con 2.397 hectáreas, en 136 incendios; La Macarena con 1.642 hectáreas, en 103 quemas, y Cordillera de Los Picachos con 209 hectáreas, en 89 eventos, son los otros tres parques afectados por las quemas.

El Ejército, el gobernador del Meta, Juan Guillermo Zuluaga, y autoridades ambientales señalan que gran parte de la responsabilidad de lo que está pasando hoy a los parques naturales, especialmente en la Área de manejo especial de La Macarena (Amen), es de las disidencias de las Farc, al mando de ‘Gentil Duarte’ y ‘Calarcá.

Los incendios, señalan las autoridades, son provocados por acciones humanas por actividades de forestación para praderización, ganadería y cultivos ilícitos.

Para Óscar Hernández, representante de la Corporación Ambiental Ecoamen, los que generan la deforestación y los daños ambientales no son los campesinos sino los grandes latifundistas que llegaron a los parques nacionales.

(Además: ¿Por qué no mejoró la calidad del aire con el pico y placa ambiental?)

Según el experto, los campesinos no tiene cómo comercializar sus productos de pancoger que sustituyeron por cultivos de uso ilícito y ante las carencias económicas tumban selva que les pagan a 40.000 pesos el día.

El presidente de la Asociación de Juntas de Acción Comunal (Asojuntas) de La Macarena, Delio Franco, entrega otra explicación: “en el parque Tinigua hay 1.700 familias que tiene cultivos como yuca y plátano y cada año en la temporada seca queman de a cuatro hectáreas por familia para sembrar” . Eso, agrega, no es una actividad nueva sino tradicional entre los colonos.

Y ahora se sienten agredidos por el Gobierno que adelanta operaciones militares sin cumplir los compromisos de sustitución de cultivos y por ello retuvieron hace unos días a los dos militares para exigir que se reactive la mesa de interlocución creada hace dos años.

Franco agregó que no cree que las disidencias de las Farc sean las responsables del incendio cerca de Caño Cristales y en su lugar le atribuyó la responsabilidad a campesinos, a los que se les salió de control el fuego.

NELSON ARDILA ARIAS
Para EL TIEMPO
VILLAVICENCIO

[ad_2]