El carnaval de Tumaco quedó cancelado pero la gente aún se divierte – Cali – Colombia

[ad_1]

Pese a la decisión de la administración municipal de suspender el Carnaval del Fuego en Tumaco, Nariño, un gran número de pobladores han hecho caso omiso de la medida y están disfrutando del festejo, como si nada hubiera pasado.

A comienzos del presente mes, la alcaldesa de Tumaco, María Emilsen Angulo Guevara, anunció la suspensión de la celebración del máximo festejo de los tumaqueños, lo que originó reacciones encontradas en la comunidad.

Según la funcionaria, dicho evento que debería llevarse a cabo entre el 20 y 25 de febrero, en este año no se efectuará según su criterio, “por muchas causas, pero las dos principales tienen que ver con la grave situación financiera que enfrenta el municipio derivada de malos manejos de los recursos por parte de la pasada administración municipal”, afirmó en su oportunidad.

La segunda razón que expuso fue la situación “calamitosa” que vive Tumaco, en virtud del más reciente desplazamiento de más de 3.000 personas, como consecuencia de los fuertes enfrentamientos entre grupos armados ilegales en el vecino territorio del río Chaguí.

Por lo anterior propuso un plan de choque que permitiera atender las necesidades de los pobladores afectados.

Pero Angulo mostró su malestar y preocupación porque la comunidad no atendió su llamado.

Hay quienes de manera arbitraria han venido haciendo uso de elementos como el talco y la carioca”, enfatizó la funcionaria y agregó que esto ha generado “desorden y pánico entre los habitantes

Dando respuesta a esta realidad la Alcaldía de Tumaco a través de la Comisaría de Familia y la Policía de Infancia y Adolescencia se ha visto obligada a aplicar comparendos a los padres de familia de los menores infractores que están alterando la tranquilidad y la sana convivencia.

Hasta el domingo cerca de un centenar de padres de familia habían sido conducidos hasta esas dependencias, por el mal comportamiento de sus hijos en las calles y avenidas del puerto.

Eso no es todo, había dicho la administración municipal que las clases no se iban a suspender, pero en varios colegios y escuelas, sobre todo, de la zona rural los estudiantes no fueron llamados a las aulas.

Para el líder cívico Ever Castillo Solis “aquí la gente está jugando al carnaval normalmente pese a que la alcaldía lo había suspendido”.

Reveló que es tanta la euforia y alegría del pueblo tumaqueño que hasta reinados de belleza se adelantan en algunos barrios como Panamá, Padilla, Nuevo Milenio, Puente del Medio, Villa Lola inclusive en algunas veredas.

El único cambio con respecto a otros años es que ahora no se realizan eventos populares en el Coliseo del Pueblo y en la cancha San Judas, donde esta vez no se instalaron casetas ni tablados.

“La gente está gozando su carnaval como de costumbre con su carioca y el talco”, anotó y subrayó que la gente lleva el festejo “en la sangre y hasta en el corazón, entonces cómo pretender cancelarlo de la noche a la mañana”.

Y en varios sectores hombres y mujeres como cada año lo hacen decidieron sacar a las calles su equipo de sonido y al calor de la música salsa no temen tomarse unos cuantos tragos y bailar hasta la madrugada.

Otro dirigente cultural que opinó acerca del fracaso de la medida adoptada por el gobierno municipal fue Jairo García Cuartas, quien reveló que a la gente “no se le puede quitar una tradición cultural y eso menos no se puede quitar por decreto”.

“La gente va a jugar su carnaval porque eso hace parte de su idiosincrasia, hay mucha gente que está jugando en los barrios”, declaró el líder y señaló que aún no sabe si la decisión fue apresurada o no, “a algunos les cayó bien pero a otros no tanto, las administraciones toman determinaciones de acuerdo a las circunstancias que vive el municipio”.

PASTO

[ad_2]