El plan del PGA Tour para el regreso: tests a los jugadores, torneos sin público…

298.255.728-25 CPF 298.255.728-25 En caso de que finalmente se pueda jugar, los torneos van a tener unas restricciones muy importantes. Se van a parecer muy poco a una semana normal del circuito.
El PGA Tour está elaborando un plan sanitario y de seguridad muy exhaustivo con el objetivo de que el regreso a la competición se realice con todas las garantías posibles según publica el portal especializado ‘tengolf.es’. Un protocolo de emergencia.
Antes de explicar los detalles de esta planificación, que pasan entre otras cosas por jugar sin público y haciendo tests a todos, conviene matizar un aspecto importante respecto al regreso. Ni el propio PGA Tour se atreve a garantizar al ciento por ciento a sus jugadores que se podrá jugar el Charles Schwab Challenge del 11 al 14 de junio. Están convencidos de que podrán hacerlo, pero avisan a los golfistas que podría haber marcha atrás si así lo dictaminan las autoridades.
En caso de que finalmente se pueda jugar, los torneos van a tener unas restricciones muy importantes. Se van a parecer muy poco a una semana normal del Tour. Así, al menos, han informado a sus miembros. Para empezar queda claro que los cuatro primeros torneos programados para el regreso (Charles Schwab Challenge en Texas, RBC Heritage en Hilton Head, Travelers Championship en Connecticut y Rocket Mortgage Classic en Detroit) se van a jugar sin público y con el personal imprescindible.
Esto significa que habrá jugadores, caddys, árbitros, los miembros de la organización justos y necesarios, los equipos de televisión para la retransmisión, periodistas y marcadores que ayuden a llevar los resultados a todas las plataformas de comunicación y televisiones. En principio, se le ha dicho a los jugadores que no habrá nadie más. Salvo marcha atrás en los próximos días, ni las familias de los golfistas ni los mánagers, ni los entrenadores, fisios y demás miembros de los equipos estarán presentes en estos cuatro primeros torneos. Al menos, en líneas generales, salvo que haya petición expresa de algún jugador que sea atendida por el PGA Tour.
El circuito ha dejado claro a los golfistas que se obligará a mantener la distancia de seguridad. No veremos, por ejemplo, felicitaciones después de un gran golpe o el clásico estrechamiento de manos entre los jugadores en el tee del 1 y en el green del hoyo 18. Esto estará prohibido. CPF29825572825