Empieza limpieza de Jericó, Antioquia, tras avalancha por fuertes lluvias – Medellín – Colombia



Desde el seminario Mayor, uno de los puntos más altos de Jericó, don Óscar admira el hermoso paisaje que ofrecen las montañas del suroeste antioqueño.

Suspira, se frota el incipiente bigote y reitera la belleza de la panorámica que tiene al frente.

Sería una escena perfecta de paz y tranquilidad, si no fuera porque él se encuentra en condición de albergado, obligado a dejar aquella montaña por el riesgo que esta representa tras la avenida torrencial el pasado lunes 4 de noviembre.

“Nos han atendido muy bien. No nos ha faltado comida ni techo, pero hace falta la casita”, dijo con nostalgia. Los tres días que lleva albergado los pasa hablando con otros evacuados y mirando la montaña.

Contó que su hijo regresó a echar un vistazo a la casa, pero la Defensa Civil lo obligó a regresar y sin darle razón de cuándo podrán retornar.

Lleva más de 5 años viviendo en la zona de La Comba y aunque le han tocado fuertes aguaceros, ninguno como el último.

“Casi que no salimos. Todo pasó muy rápido y cuando menos pensamos que el agua ya estaba hasta aquí”, narró mientras ponía su mano a la altura de cintura para dar a entender la magnitud de la situación.  Luego vuelve a posar la vista en las montañas.

Las fuertes lluvias ocasionaron el desprendimiento de tierra, piedras y lodo.

Foto:

Jaiver Nieto. EL TIEMPO

Las fuertes lluvias ocasionaron el desprendimiento de tierra, piedras y lodo.

Foto:

Jaiver Nieto. EL TIEMPO

Se está trabajando en los estudios geológicos para determinar qué trabajos de mitigación se deben hacer en el sector La Comba.

Foto:

Jaiver Nieto. EL TIEMPO

La avalancha ocurrió este fin de semana. No dejó personas muertas.

Foto:

Jaiver Nieto. EL TIEMPO

La limpieza del pueblo comenzó este jueves.

Foto:

Jaiver Nieto. EL TIEMPO

Y mientras allá arriba, un moderno radar monitorea el movimiento del macizo, en Jericó, sus habitantes hacen lo propio para devolverle el color a sus emblemáticos balcones, que ahora lucen empolvados.

Desde tempranas horas de la mañana, con trapera en mano, fueron muchos los voluntarios que se unieron a los bomberos y la Defensa Civil en una jornada de limpieza que comenzó en el parque principal, al pie de la basílica Nuestra señora de las Mercedes.

Desde este lugar, se puede ver la montaña ‘rasgada’, cicatriz de la emergencia y que tiene a ese sector La Comba en alerta roja. Para algunos queda la incertidumbre de que aquella funesta escena se repita, pero aun así, no se amilanaron para devolverle a Jericó la belleza que lo hizo merecedor a ser pueblo patrimonio de Colombia.

Para Juan Carlos Posada, coordinador operativo de la Defensa Civil Antioquia, la actitud de los jericuanos es admirable y muestra su capacidad de resiliencia.

“Hay aproximadamente 300 personas, entre autoridades y ciudadanos, participando en esta jornada, que irá hasta el viernes 8 de noviembre. Jericó se caracteriza por su solidaridad y por el amor a su pueblo”, expresó Posada.

Para él, fue ese espíritu solidario el que en gran parte ayudó a que no se presentaran víctimas fatales a pesar de la situación adversa ocurrida en horas de la madrugada.

Hay aproximadamente 300 personas, entre autoridades y ciudadanos, participando en esta jornada, que irá hasta el viernes 8 de noviembre

Añadió Posada, que constantemente están haciendo perifoneo sobre la realidad de la situación, las zonas de riesgo y los horarios para la distribución de agua potable.

“Es normal que la comunidad aún esté asustada, de allí la importancia de la actividad de lavado y limpieza fachadas y calles del pueblo, pues la comunidad se puede volver a apropiar de sus espacios con naturalidad. Eso hace parte de la recuperación sicosocial del municipio”, explicó el vocero de la Defensa Civil.

Una de las que encabezó la jornada fue doña Alicia López. Ella coordina la Fundación Faro, que ayuda a rehabilitar a personas adictas a la droga y quien llevó a su ‘tropa’ a colaborar con la jornada.

“Hay 8 hombres que están ayudando a ‘paliar’, no sólo con la limpieza sino también sacando lodo durante los primeros días de la avenida torrencial. También hay unas mujeres que ayuda cocinando para la alimentación de todos los que están en las labores de limpieza. El pueblo es de todos y sé que ellos pueden – y quieren – ayudar”, dijo la señora Alicia.

Por su parte, Jorge Andrés Pérez, alcalde de Jericó, informó que se está trabajando en los estudios geológicos para determinar qué trabajos de mitigación se deben hacer en el sector La Comba.

Para algunos, queda la incertidumbre de que aquella funesta escena se repita.

Foto:

Jaiver Nieto. EL TIEMPO

“Ya esta en funcionamiento el radar que nos permitirá tener una lectura de la montaña en tiempo real y con exactitud milimétrica. Esto quiere decir que si la masa en la montaña se mueve un milímetro se enviará un mensaje de alerta inmediato para que reaccionen tanto las autoridades como la comunidad”, explicó el mandatario local.

Y aunque los días después de la calamidad han sido secos y soleados, las autoridades no bajan la guardia pues el Ideam ha pronosticado algunas lluvias, por lo que se mantendrá la alerta roja así como evacuación preventiva en las zonas aledañas.

“La naturaleza no la prevé nadie y hay posibilidades de que se repita pero estamos preparados para una contingencia. Quiero resaltar la voluntad y la pujanza de los jericuanos para aportar a que el municipio vuelva a la normalidad”, expresó Pérez.

De igual forma, aseguró que ante la calamidad pública el municipio está en capacidad de atender las 98 familias afectadas (188 personas de las que 43 serían niños) por la emergencia que se encuentran en el albergue ubicado en el Seminario Mayor.

Allí permanece el señor Óscar. Solemne y sin dejar de observar la montaña desde lo alto del Seminario. Seguirá siendo paciente con respuestas que aún no llegan y agradecido con la atención que le han brindado, pero con anhelo de volver a la montaña.

Desafortunadamente para él, ni el propio alcalde puede decirle cuánto tiempo estará allí. La alerta roja no tiene fecha para ser levantada pues depende del clima, de la maquinaria que llegue y de la celeridad en que se hagan los diversos trabajos de atención y mitigación para garantizar la seguridad de los habitantes de Jericó.

Una vez se tengo el Registro Único de Damnificados (RUD), explicaron las autoridades, se comenzarán a programar las atenciones para dar solución de vivienda a quienes perdieron todo o a quienes quizá no puedan regresar.

Al preguntarle a don Óscar si está preparado para quedarse más tiempo en el albergue, sonríe diciendo: “¿Y qué más podemos hacer?”.

ALEJANDRO MERCADO PÉREZ
Enviado especial a Jericó

Sé el primero en comentar en «Empieza limpieza de Jericó, Antioquia, tras avalancha por fuertes lluvias – Medellín – Colombia»

Dejar un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.


*