En EAFIT alquilarán bicicletas eléctricas – Medellín – Colombia

[ad_1]

En la Universidad Eafit quieren bajar a los estudiantes, docentes y empleados del carro particular y para esto adelanta un plan piloto de alquiler de bicicletas eléctricas.

La institución ya adquirió 50 de estos caballitos de acero que estarán dispuestos en dos parqueaderos que actualmente se construyen en el bloque 19 (que es el de los programas de ingenierías) y otro al lado de la biblioteca. Ambos están en el campus del barrio El Poblado y serán tanto para el servicio de alquiler, como para la carga de energía eléctrica, necesaria para su funcionamiento.

Por ahora, las pruebas se hacen con los curiosos que quieran probar la velocidad y eficiencia de estas ‘bicis’. Se trata de un trabajo impulsado por los líderes estudiantiles de la universidad, como Daniel Alzate, quien estudia ciencias políticas.

“La universidad quiere hacer una apuesta de corresponsabilidad con el medio ambiente y las crisis climáticas que vive la ciudad; y un pequeño aporte es habilitar un sistema de alquiler de bicicletas eléctricas (…) En este momento estamos haciendo pilotos, para que la gente conozca la bicicleta y acá se la prestamos, se monta y la prueba. Más o menos para el mes que viene estaremos habilitando las bicicletas y las estaciones”, comenta el estudiante.

En este momento estamos haciendo pilotos, para que la gente conozca la bicicleta y acá se la prestamos, se monta y la prueba

Estas bicicletas fueron diseñadas por la empresa Inmotion Group, una spin off de la misma universidad que se creó hace ocho años y que hoy tiene a 12 personas en su nómina, la mayoría ingenieros que se dedican a crear alternativas de movilidad sostenible.

De acuerdo con Manuela Calle Escobar, jefe de mercadeo de la empresa, las bicis eléctricas son de una referencia llamada Borana, que tienen 500 vatios y funcionan con pedaleo asistido, además de que cuentan con una autonomía variable entre 15 y 25 kilómetros, lo cual depende del peso de la persona y del recorrido.

Esta es una de las 50 bicicletas que estarán disponibles para el alquiler en dos estaciones.

Foto:

Esneyder Gutiérrez

“Es una bicicleta que está diseñada para un entorno como el nuestro. Es decir, está preparada para subir pendientes, tiene una autonomía suficiente para hacer viajes urbanos y la idea con Borana es que uno pueda hacer recorridos sin mayor esfuerzo”, explica Calle.

Así funcionará

El servicio de alquiler de las bicicletas se hará en cada parqueadero y con la prueba piloto se están definiendo los montos para cobrar a los usuarios, aunque la idea, según Daniel Alzate, es que sea mucho más barato que pagar por un día de parqueadero en la universidad con el carro particular.

Por ahora, se estima que una hora o menos tiempo de uso valdría 1.600 pesos; de una a seis horas a 4.500; 12 horas a 7.900; y 24 horas a 12.200. El usuario, quien se puede movilizar por cualquier parte de la ciudad, simplemente debe regresar a la universidad y pagar al final por medio de la aplicación Nequi.

“Nos estamos asegurando para una educación vial y es que los usuarios de la bicicletas, antes de utilizarlas, deberán hacer un curso virtual que es preparado por Inmotion Group, el cual dice a las personas cómo se debe movilizar por la ciudad, cómo es la señalización vial, cuál es su responsabilidad como usuario y las ciclorrutas que hay la ciudad”, explica el estudiante.

El sistema de bicicletas debe ser completo, para que realmente podamos disminuir la huella de carbono como universidad, eso incluye las bicis eléctricas y el sistema @EnCicla

— Camilo Sierra Mejia (@CamiloSierraM) January 28, 2020

Por ahora, y de manera paralela a las pruebas por parte de los usuarios, se está desarrollando la aplicación y se estima que en marzo arranque el funcionamiento del alquiler que sería, inicialmente, solo para la comunidad de Eafit.

Para Carlos Cadena Gaitán, secretario de Movilidad de la ciudad, este proyecto universitario es muy positivo teniendo en cuenta el plan que tiene la ciudad en cuanto a mejorar la calidad de su medioambiente y estimular el uso de las bicicletas.

La comunidad universitaria de Eafit se verá muy beneficiada con tener un sistema como esos

“La comunidad universitaria de Eafit se verá muy beneficiada con tener un sistema como esos porque, precisamente, muchos de los estudiantes, profesores y trabajadores administrativos de esa universidad responden a orígenes y destinos en laderas cercanas y el apoyo del pedaleo asistido les dará un incentivo”, dice y agrega que el proyecto tendrá un impacto positivo en la ciudad: “No dudo de que otras instituciones acogerán esa iniciativa e intentarán replicarla y eso nos servirá muchísimo en la coyuntura actual de un episodio de aire en estado de prevención”.

Las ‘bicis’ de Eafit serán un complemento al sistema de bicicletas públicas que tiene el valle de Aburrá, llamado Encicla, el cual funciona para el alquiler de estos vehículos que no son eléctricos, aunque se usan de manera gratuita. Este es manejado por el Área Metropolitana del Valle de Aburrá y cuenta, con datos actualizados hasta diciembre de 2019, con 80 estaciones y 1.680 bicicletas disponibles.

MEDELLÍN

[ad_2]