Gresca entre ambientalistas y empresarios en evento de Minesa – Otras Ciudades – Colombia

[ad_1]

Mientras dentro del Club Campestre, en Floridablanca, cerca de 500 empresarios se enteraban de los bienes y servicios que demandaría el proyecto minero de la multinacional Minesa, en cercanías del páramo de Santurbán, en la entrada del lugar activistas defensores del agua y comerciantes que querían entrar al sitio se enfrentaron en varias oportunidades.

Los ambientalistas montaron un plantón y protesta en el lugar y, por instantes, impedían el ingreso de los invitados a la actividad que comenzó retardada por los disturbios en el exterior.

Voceros de ambas partes señalan al otro bando como el responsable del inicio de las discusiones en la que dos periodistas fueron agredidos por algunos manifestantes que insistieron con su negativa al proyecto que espera una definición por parte de la Autoridad Nacional de Licencias Ambientales (Anla).

¡Gracias!
Hoy con más de 500 empresarios #BuenosSociosXSotoNorte conversamos sobre nuestro proyecto Soto Norte:

– Nuestro proyecto NO TOCA el páramo de Santurbán y está fuera 100% de los limites del ecosistema.
– Se crearían más 5 mil empleos entre director e indirectos pic.twitter.com/mzXsaTH0dR

— Minesa Colombia (@Minesa_Col) February 20, 2020

En la reunión, el presidente de la minera, Santiago Urdinola, presentó a los delegados de las empresas cómo se realizaría el proceso de construcción y minería de su iniciativa.

“Le explicamos a todos los empresarios interesados qué es lo que vamos necesitar en temas de contratación, y sí ellos quieren colaborar, bienvenidos”, afirma Urdinola, quien indicó que respetaba la opinión de los contradictores, a quienes invitó a “conocer a profundidad el proyecto”.

Wilson Danovis Lozano, concejal de Bucaramanga que participó en el plantón, le indicó a los comerciantes que los opositores mantendrán su rechazo a la posible explotación en la región.

Aunque Minesa ha insistido en que preservará el ecosistema y las fuentes de agua, los ambientalistas persisten en su tesis de que el proyecto sí afectaría el medioambiente.

La empresa ha indicado que en la fase de construcción y montaje invertiría 3,8 billones de pesos, generaría más de 2.000 millones de dólares en impuestos y regalías y obtendría entre 410.000 y 430.000 onzas de oro al año durante 22 años.

BUCARAMANGA



[ad_2]