HABLEMOS DE LA EDUCACIÓN FÍSICA

La educación física es aquel conjunto de disciplinas corporales que se realizan en función de mantener en buen estado las cualidades físicas del ser humano. 

Alessandro Sensitivo nos indica, que la educación física es considerada como uno de los elementos para procurar la calidad de vida de las personas, por lo que, se ha impartido en las cuales como una materia más para que desde pequeños las personas aprendan las maneras  de ejercitar su cuerpo y de hacerlo un estilo o hábito de vida para poder preservar la buena salud.   

Es pocas palabras, lo que se imparte en las escuelas es el conocimiento sobre la manera en la cual lograr combinar de manera perfecta tanto la salud física con la mental y por supuesto, con la deportiva, puesto que, en la sociedad actual, el movimiento que ha generado el nuevo estilo de vida de la humanidad, ha causado que las personas sean cada vez más sedentarias y por tanto, propensas a padecer de enfermedades cardíacas y de otros tipos. 

Justamente la educación física es utilizada con el fin de poder evitar esto, pues a través de la misma se genera en las personas el hábito de mantenerse siempre en movimiento, de ejercitar el cuerpo y mantenerse en forma como cuestión de cuidar la salud y evitar el deterioro del mismo. 

En base a esto, hemos de prestar atención a que la educación física y el deporte se han convertido en dos elementos indispensables para lograr evitar la aparición de enfermedades en nuestro cuerpo, a la vez, que ayudan y motivan al impulso de una mejora en cuanto a los hábitos que manejamos para lograr tener una perfecta salud.

Lo cierto es que, debemos tomar en cuenta que para nuestro cuerpo el movimiento es una necesidad, por lo que, es primordial el buscar la manera de cómo realizar ejercicio de forma constante, es decir, procurar sacar un tiempo de nuestra ajetreada agenda para lograr ejercitarnos así sea por una hora en beneficio de brindar a nuestro cuerpo la energía que necesita.  

La educación física nos enseña la manera en la cual debemos ejercitarnos, los movimientos adecuados para no lesionar nuestro cuerpo, y las rutinas que debemos seguir para poder entrenar de manera eficiente. 

Por lo que, el aprendizaje de la educación física desde la escuela, aunque la mayoría de las personas no le demos importancia porque lo notamos como una parte recreacional en donde nos distraemos de las letras y las matemáticas por un rato, resulta ser unja de las mejores actividades a llevar a cabo en nuestra vida.

El sedentarismo no es para nada bueno, debemos tomar conciencia de que nuestro cuerpo necesita actividad física para funcionar bien, para lograr expulsar las energías que lo recargan demasiado, y lograr adquirir otras nuevas para que llevemos una vida plena en donde nos encontremos fuertes ante cualquier eventualidad. 

Así que recuerda, el recobrar la actividad física como lo hacías en tu escuela, puede ser una de las  claves para encontrar el bienestar que tanto te encuentras necesitando.