historia de un hombre que sobrevivió al coronavirus en Neiva – Otras Ciudades – Colombia

[ad_1]

Veinte días encerrado en un cuarto de su casa de Neiva, Huila. Con malestar general, dolor de cabeza, fiebre alta y sin siquiera poder abrazar a su esposa e hijos todo ese tiempo.

Así permaneció un ciudadano de 71 años que hoy canta victoria pues le ganó la batalla al covid-19, una enfermedad que, según él, se puede derrotar con una buena dosis de optimismo y autocuidado, combinadas con aceraminofen, aguapanela caliente, abundante limón y bicarbonato.

Su consejo a los contagiados es “no desesperarse ni quejarse por nada y, más bien, estar tranquilo, confiando que Dios y los médicos lo sacan a uno de esta enfermedad que nos llegó sin avisar”.

“Yo estoy plenamente recuperado de ese virus”, aseguró este hombre delgado y con 1.72 de estatura que vive junto a su esposa de la misma edad en un barrio de estrato 2 de Neiva, donde sobreviven con ayudas de sus 3 hijos y un auxilio económico del programa Adulto Mayor. 

“El virus me atacó pero finalmente yo le gané la batalla pues ni siquiera perdí peso y hoy, aunque no lo crean, duermo y como bien”, dijo.

Este ciudadano es la tercera persona que resultó contagiada en Neiva donde sus problemas de salud, como tos, malestar general y fiebre intensa, comenzaron dias después de dialogar con su hermana que llegó al Huila, a comienzos de marzo, procedente de Italia, uno de los países azotados por la pandemia.

“Ella vino a Neiva a visitarnos y con mi esposa pasamos a saludarla sin saber que yo terminaría contagiado pues a mi señora no la atacó el virus, ella ha estado bien”, dijo el ciudadano pero su compañera de toda la vida recuerda que “en el encuentro de la familia hubo abrazos y besitos por la enorme alegría de ver a su hermana que desde hace años vive en  el extranjero”.

Dice que, por el susto de esa enfermedad, “uno no sabe ni en que día vive y lo único que espera es recuperarse”. 

Lo cierto es que días después del encuentro familiar surgieron los síntomas del covid-19 que terminó por afectarlo a él, a su hermana de Italia y a otra que reside en Neiva. 
El ataque del virus rompió la unidad familiar con lo que sus hermanas de 68 y 74 años terminaron internadas y aisladas en el Hospital pero luego le tocó el turno a él. 

‘Me dio mucha maluquera, cansancio, fiebre, son síntomas  semejantes a una gripa de esas que tanto atacan a los colombianos por lo que jamás imaginé que fuera el coronavirus”, dijo.

Fueron días muy complicados pues mis hermanas también estuvieron hospitalizadas y aisladas, pero hoy están bastante recuperadas

Su hermana llegó al aeropuerto El Dorado el 5 de marzo y viajó en bus a Neiva pero la familia cree que ella se contagió en el vuelo pues “pasó 16 horas metida  en un avión y ni siquiera su hija enfermera, que se quedó en Italia, ha sido atacada por el virus”.

Ya contagiado tomó todas las precauciones que le hicieron los médicos “por lo que usaba tapabocas, me lavaba las manos y la casa permanecía limpia, bien aseada”.

Recuerda que lo más difícil fueron los 3 primeros días pues no dormía y lo único que le servía o le daba ratos sin dolor de cabeza ni fiebre era el acetaminofén. Tampoco dejó de tomar sus medicamentos para la tensión alta que afortunadamente estuvo controlada.

“En medio de la fiebre y el malestar en el cuerpo nunca perdí la calma ni la confianza, siempre creí que podía recuperarme y vencer el virus”, señaló. 

Sentado en su casa, donde aún permanece encerrado pues le da temor asomarse a la puerta, el adulto mayor le da gracias a Díos “y a mi esposa que me cuidó pues estuvo pendiente de los alimentos, el aseo de la casa y hasta me bañaba, eso sí, tomando todas las precauciones para evitar el contagio”.

Los médicos y enfermeras lo llamaban en todo momento y tuvo acompañamiento de un psicólogo que lo animaba a salir adelante. 

Dice que se trata de una enfermedad extraña porque los médicos no dan medicinas “y sólo me decían que tuviera mucha calma, tranquilidad y paciencia”.

Se alimentaba bien pero lo que nunca le podía faltar era las aguas aromáticas ni los enormes pocillos de agua de panela caliente con harto limón y un poco de bicarbonato. 

“Esa receta casera me ayudó mucho en la recuperación y voy a seguir tomándola, es el mejor y más barato de los energizantes”, aseguró este hombre que hoy le agradece a sus amigos y vecinos que le regalaron leche, queso, vitamina C y jugos que le dejaban afuera pues ni siquiera se atrevían a tocar la puerta.de su casa.

“Fueron días muy complicados pues mis hermanas también estuvieron hospitalizadas y aisladas, pero hoy están bastante recuperadas”, señaló.

Uno de los días más felices de su vida fue cuando los médicos y enfermeras le practicaron el segundo examen y dice que nunca olvidará ese buen momento.

“Cuando me dijeron que era negativo, volví a nacer, la vida me volvió al cuerpo y pude descansar”, aseguró.

Dice que por prevención continuará bajo aislamiento al menos 2 semanas más.
“Todos debemos cuidarnos, lavarnos las manos y no salir de la casa pues el virus es un enemigo muy peligroso y silencioso que ni siquiera podemos ver”, afirmó el paciente.

Es importante precisar que Neiva suma ya 27 casos positivos y un paciente fallecido por  covid-19. Tres casos más se presentaron en el municipio de Palermo.

FABIO ARENAS
Para EL TIEMPO
IBAGUÉ

[ad_2]