Incertidumbre de madre de una joven caleña que viajó a Tumaco, Nariño, y está desaparecida – Cali – Colombia

[ad_1]

Sandra Moreno ha hablado con alguna frecuencia con su hija Lina desde el 13 de junio del año pasado cuando esta viajó desde Cali a Tumaco, Nariño, en busca de un empleo. Pero desde que se enteró que María Catalina Rincón, con quien Lina viajó a la mencionada población nariñense, apareció muerta, doña Sandrá vive una continua zozobra.

“No sé nada de ella, nada”, dijo a este medio doña Sandra, quien quedó al cuidado del hijo de Lina, un niño de cuatro años.

La mujer, habitante del barrio Potrero Grande, en el oriente de Cali, reveló que su hija, de 21 años, y María Catalina, de 19 años, viajaron con otras seis jóvenes del sector. Es decir, en total son ocho las mujeres jóvenes que salieron hacia el sur del país.

Las autoridades manejan la hipótesis de que el caso de estas mujeres sea el de un reclutamiento para una zona dominada por bandas de narcotráfico.

Doña Sandra afirma que aunque su hija está reportada como desaparecida, la Cruz Roja, seccionales Nariño y Valle del Cauca, son las únicas entidades que le están ayudando a buscar a su hija.

“No he hablado con ninguno de los papás de las otras muchachas. Nadie ha dicho nada”, señaló doña Sandra.

Lo que sí ha recibido profusamente son los rumores de que al igual que María Catalina, Lina también está muerta, que fue asesinada en una zona montañosa. Dice que quisiera viajar a buscar a su hija pero no puede porque no tiene con quien dejar a su nieto y otros niños pequeños que cuida. Además, tiene un trabajo que no puede abandonar.

En el Concejo de Cali se ha denunciado que existen procesos de reclutamiento de jóvenes, hombres y mujeres, para actividades que son presentadas como legales, pero terminan siendo relacionadas con narcotráfico o minería.

El concejal Carlos Andrés Arias Rueda hizo un llamado a las autoridades para que realicen campañas de sensibilización y respeto por la vida, que brinden herramientas a la comunidad joven, puesto que son el futuro del país. “Los jóvenes deben tener oportunidades y opciones de vida, esto hará que se aparten de las dinámicas que generan muertes y pobreza tales como pandillas, microtráfico y sicariato”, sostuvo el cabildante.

[ad_2]