Internos aprenden inglés desde la Cárcel Modelo de Bucaramanga – Otras Ciudades – Colombia



La Cárcel Modelo de Bucaramanga es una de las tres cárceles que tiene la ciudad y su área metropolitana. Allí, unos 3 mil hombres mayores de 18 años, y por razones de diferente ‘talla’, están privados de su libertad, pagando su condena dentro de los patios del centro de reclusión; el 8 destaca entre los demás, pues funge como centro terapéutico para los internos.

Se trata del patio Nuevos Horizontes, un espacio dedicado exclusivamente para los reclusos con problemas de drogodependencia. EL TIEMPO tuvo la oportunidad de visitarlo, en razón a uno de los proyectos sociales que se realiza bajo el liderazgo de la Universidad Nacional Abierta y a Distancia (UNAD) de Bucaramanga en esta cárcel, que busca enseñar inglés a 17 muchachos que accedieron voluntariamente.

Laura Cristina Gómez Ocampo, directora de esta seccional de la UNAD, indicó que ‘New Horizons’ –nombre del proyecto– es una iniciativa que lleva más siete semanas en ejecución, y los alumnos están a miras de recibir el diploma que los certificará como nivel A1 en el idioma extranjero.

“Ocho sesiones aborda cada nivel de inglés, vamos culminando el nivel A1 y esperamos que estos 17 estudiantes culminen de manera exitosa todos los niveles de inglés, con nuestra pretensión del nivel B1”, dijo Gómez.

Con ‘New Horizons’ se busca darle una herramienta más al interno para ampliar sus oportunidades laborales al momento de salir del centro carcelario. En ese orden de ideas, dos docentes del Instituto Virtual de Lenguas de la UNAD acuden voluntariamente al patio una vez a la semana, para cumplir con las ocho sesiones que abarca un nivel y enseñar a los jóvenes a ‘defenderse’ a la hora de hablar inglés.

Esto va de la mano de los métodos de terapia y rehabilitación que dispone el dragoneante del Inpec, Heriberto Flórez, quien fundó en el 2000 la comunidad terapéutica y es actualmente su coordinador.

“Inicialmente nosotros empezamos en los calabozos de la cárcel, con 11 internos, y no lo hicimos con la idea de crear una comunidad terapéutica, pero nos fuimos dando cuenta de que el proceso académico y formativo que se llevó a cabo daba como para dar inicio a una”, rememoró Flórez, licenciado en Deporte, especialista en Psicopedagogía Especial y en Farmacodependencia; agregando que en la actualidad el patio alberga cerca de 200 internos en proceso de desintoxicación.

Presentarse, contar qué les gusta y qué no, y hablar de su rutina diaria son algunas de las cosas que han aprendido en este primer nivel de inglés.

Hablando con algunos de los muchachos, comentaban que desde que abren sus ojos “no pueden estar sin nada que hacer”, siempre debían estar ocupados en algo, lo que viene siendo uno de los métodos del dragoneante Flórez.

“Esto es como un colegio”, mencionaba uno de ellos. “La calistenia es la forma de ganarse la comida”, comentaba otro sobre las horas de ejercicio que debían hacer al día.

En cuanto al inglés, EL TIEMPO habló con Sergio Alexander Sánchez Martínez, uno de los 17 internos y alumnos del proyecto ‘New Horizons’, quien señaló que esta era la primera vez que entraba en contacto con este idioma.

“En estas semanas, la verdad, me ha parecido muy interesante, porque pienso que esto es como un portal a muchas oportunidades laborales y amplío mi forma de interactuar con los demás”, dijo Sergio.

Apoyo estatal al proyecto social

La Cárcel Modelo y la UNAD lograron desde el día uno recibir el apoyo de la Personería de Bucaramanga, institución que impulsa esta empoderación y superación personal de los internos de Nuevos Horizontes.

Rafael Picón, personero de la ciudad, visitó el patio y dio el merecido ‘espaldarazo’ a los jóvenes alumnos.

“Hoy vemos cómo personas privadas de la libertad tienen una segunda oportunidad de vida cuando salgan a enfrentarse ante la sociedad. Cómo van a salir aprendiendo inglés de forma práctica, cómo todos los días aprenden su rutina y van ahondando en esos conocimientos; eso es grato, para mí como Personero, en defensa de los derechos humanos”, sostuvo Picón, quien se tomó el tiempo de aconsejar y motivar a los internos en el proceso.

En los próximos días, estos 17 hombres del patio 8 Nuevos Horizontes, comunidad terapéutica de la Cárcel Modelo De Bucaramanga, recibirán su diploma de A1 en inglés, y continuarán estudiando el idioma para, como afirmó Laura Cristina Gómez, directora de la UNAD, conseguir el preciado B1.

“Toca es seguir con fuerza y motivación. Esto es como un incentivo para nosotros para cuando salgamos en una oportunidad a la calle, poder conseguir un buen trabajo y buscar otro nuevo camino para nosotros”, concluyó Sergio.

MARÍA ALEJANDRA ACELA
EL TIEMPO/ADN
BUCARAMANGA

Sé el primero en comentar en «Internos aprenden inglés desde la Cárcel Modelo de Bucaramanga – Otras Ciudades – Colombia»

Dejar un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.


*