La educación es el mayor factor de felicidad para los paisas, afirma estudio – Medellín – Colombia

[ad_1]

La felicidad ha sido un concepto relacionado, en la mayoría de las ocasiones, con el sentimiento que se despierta cuando un ser humano alcanza sus aspiraciones. Al ser un término volcado a la percepción individual, quienes suelen indagar sobre ella se enfocan en indagar sobre la satisfacción y calidad de vida.

Sin embargo, desde el 2016, el Departamento Administrativo de Planeación de la Alcaldía de Medellín viene adelantando una encuesta que se encarga de medir la felicidad en la ciudad, a partir de las dimensiones: vida, seguridad y convivencia; salud, educación, entorno, movilidad y buen gobierno; y ciudadanía activa.

El resultado de esta medición arroja un índice denominado Índice de Felicidad Integral (IFI), el cual determina en porcentajes si la experiencia de felicidad es baja, media o alta. Una de las dimensiones que más resaltó y contribuyó a la felicidad de los paisas durante el último estudio IFI, fue la educación.

La esfera educativa les supone a los habitantes de Medellín una gran contribución a su felicidad, pues el total de los encuestados le entregaron 28 puntos más, respecto al estudio anterior realizado en el 2016, posicionándola como la mayor contribuyente a la felicidad, con un 80,6 por ciento de satisfacción.

Una de las dimensiones que más resaltó y contribuyó a la felicidad de los paisas durante el último estudio IFI, fue la educación

Para llegar a esta información se realizó un muestreo aleatorio simple. El marco muestral se levantó teniendo en cuenta las instalaciones de energía de Empresas Públicas de Medellín (EPM)en los hogares de todos los estratos y las comunas urbanas de la ciudad, encuestando así a 511 habitantes de Medellín, mayores de 18 años.

A ellos se les realizaron preguntas específicas sobre qué tan pertinente había sido para ellos la educación recibida. Con el resultado, el equipo conformado por sociólogos, antropólogos, economistas, estadistas y grupos de investigación universitarios, afirma que este resultado está relacionado, indirectamente, con la oferta de becas y oportunidades de acceso a la educación superior como las ofertadas por la Agencia de Educación Superior de Medellín Sapiencia y la de fondos como el de EPM.

De este cálculo se encarga la subdirección de información de Planeación que, actualmente, se encuentra evaluando los resultados, herramientas y metodologías anteriores de recolección de la información para así poder volver a realizar este diagnóstico en la ciudad.

Este resultado está relacionado, indirectamente, con la oferta de becas y oportunidades de acceso a la educación superior como las ofertadas por Sapiencia y la de fondos como el de EPM

Juan Camilo Oliveros, subdirector de información y líder del equipo de trabajo que desarrollará el próximo análisis coincide en que podrían desarrollarse nuevas herramientas que “permitan establecer relaciones simultáneas entre las ocho dimensiones”.

Otro de los resultados que tuvo un incremento positivo fue el global de la felicidad, con 5,5 puntos porcentuales más. “Medellín es 5,5 por ciento más feliz que en el 2016”, así lo concluye Oliveros. El 47,97 por ciento de los medellinenses se ubicaron en el índice de alta experiencia de felicidad.

Por lo pronto, el estudio es una herramienta diagnóstica para trazar una línea de trabajo. “Acá hay mucha tela para cortar”, dice Olivero y resalta que en seguridad y movilidad se están adelantando acciones para satisfacer necesidades.

MARIANA POSADA MORENO
Para EL TIEMPO @mariposada
MEDELLÍN

[ad_2]