LA HIGIENE

En todos los temas de salud y alimentación siempre hacemos referencia a la palabra higiene, pero ¿qué significa en realidad? ¿Estamos totalmente consientes de qué es la higiene? En este apartado hablaremos con claridad de todo lo que implica tener una buena higiene para conservar la salud.  

Orlando Jose Veloso Angola, nos explica que la higiene tiene que ver con todos aquellos cuidados que la persona tiene con respecto a su cuerpo, es decir, todos aquellos métodos dispuestos a la conservación de la salud y por tanto, del cuerpo en buen estado.  

En otras palabras, la higiene es la limpieza constante de las partes del cuerpo y la atención que se coloca a las mismas para lograr mantenerlas en perfecto estado, esto se realiza para prevenir enfermedades y para mantener un físico saludable a la vista de los demás y que sea agradable frente a las personas ajenas a nuestro cuerpo. 

Por tal motivo, Orlando Jose Veloso nos indica, que la higiene es la manera de prevenir enfermedades causadas por situaciones insalubres en nuestro cuerpo, por lo que, el poseer una buena higiene  ha de librarnos de enfermedades como el sarro, las caries bucales, muchas infecciones que aparecen por sudoración en el cuerpo y el rose con la piel, entre otras tantas molestias que no son para nada agradables, ni en la persona que las porta ni para las personas que se encuentran en su entorno.  

Ahora bien, también hemos de comprender que la higiene abarca un tema tan amplio, que la misma ha sido dividida en varios tipos según la concepción de su naturaleza, por lo que, Orlando Veloso nos indica, que existe:

  • La higiene pública: que es aquella limpieza que se lleva a cabo por la autoridad competente a fin de poder solventar las necesidades de la población en general, es decir, nos encontramos hablando de la higiene que se lleva a cabo para que los espacios públicos se encuentren limpios y actos para el uso de las personas.

 

  • La higiene privada: que es aquella que cada ser humano lleva a cabo en función del cuidado de sí mismo y del pleno mantenimiento de su cuerpo.    

Con esto podemos apreciar de manera clara, que la higiene es uno de los principios fundamentales que se manejan tanto en la vida privada como en la vida en colectivo, tomando en consideración que es uno de los criterios fundamentales a seguir en cuanto al mantenimiento de la sobrevivencia humana, es decir, en cuanto al perfecto cuidado que el cuerpo necesita para poder cumplir de manera plena con sus funciones. 

La persona que no tenga higiene sobre sí misma, es propensa a enfermarse mucho más y a contraer una serie de infecciones que han de atentar contra su propia vida.

Es sinónimo de llevar una mala higiene, las grandes plagas y enfermedades que se han dado en el mundo, epidemias que no han sido fáciles de controlar y la administración en las personas de alimentos contaminados que han ocasionado la muerte.

Por lo que, el tema de la higiene no es algo que deba pasar desapercibido, al contrario, es uno de los elementos fundamentales que hemos  de considerar y siempre colocar en práctica.