La historia de la primera mujer en liderar a nivel nacional una empresa minera en operación. – Otras Ciudades – Colombia

[ad_1]

Sin lugar a dudas, Claudia Bejarano Gutiérrez de Piñeres, es una de las personas que más conoce al dedillo el manejo de la empresa Cerrejón, que opera una de las minas de carbón a cielo abierto más grande del mundo ubicada en La Guajira.

Ella llegó como estudiante en prácticas hace 30 años y recién ha sido nombrada como su presidenta.

Designación que la convierte además, en la primera mujer en liderar a nivel nacional una empresa minera en operación. Su nombramiento se produce cerca de ocho meses después de estar fungiendo como encargada, tras la efímera presidencia de Guillermo Fonseca, quien duró un año en el cargo.

Quienes conocen a esta barranquillera, egresada del colegio de Lourdes, reconocen en ella, su intelecto, acompañado de su alta capacidad de trabajo, su carácter exigente a la hora de pedir resultados, su sencillez y don de gente. Haciendo especial énfasis en su ética y moral a prueba de todo, que dan muestra de que a pulso fue escalando al interior de la carbonera.

“Estar al frente de Cerrejón es un gran orgullo. Llegar a esta posición es un reflejo de lo que todos podemos alcanzar en la medida que trabajemos dando lo máximo posible en forma ética, transparente y honesta, en equipo, escuchando y aprovechando la oportunidad que siempre tenemos de aprender de los otros”, señala.

El Cerrejón en la Guajira

Sus inicios: la practicante de administración de empresas

Llegó a Cerrejón, en ese entonces filial de Exxon que operaba el complejo carbonífero El Cerrejón Zona Norte de Carbocol-Intercor, con el propósito de realizar sus prácticas profesionales, tras finalizar sus estudios de administración de empresas en la Universidad del Norte.

Desde entonces no ha parado de subir la escalera del éxito al interior de la compañía, desempeñándose en diferentes cargos, como analista, directora de Planificación y Análisis Financiero y Auditora, entre otros.

Claudia, es el fiel ejemplo de que se puede hacer carrera en una empresa cuando se tiene la oportunidad sin importar cuán importante es el cargo, solo es tener las ganas de avanzar y crecer.

Durante los últimos 12 años, ha venido desempeñándose en la parte directiva, primero como gerente de Finanzas y luego como vicepresidente de Finanzas, en este último cargo ha sido muy admirada por su trabajo y eficiencia, así como por su duro carácter a la hora de tener que tomar decisiones en materia de austeridad.

La compañía busca promover el rol de la mujer, contamos con mujeres en los niveles directivos, posiciones administrativas y operativas…

fue muy difícil para Sintracarbón negociar la convención colectiva de trabajo 2020-2021, la cual fue aplazada después de haber sido votada la huelga.

Actualmente cursa un nuevo proceso, cuya etapa de arreglo directo vence este 2 de agosto y podría prorrogarse en común acuerdo de las partes.

“Más allá́ de los cargos, durante este recorrido he aprendido muchísimo y he sido testigo del gran trabajo realizado por valiosos hombres y mujeres quienes han aportado lo mejor para hacer de Cerrejón la gran organización que es hoy”, puntualiza.

No ha sido fácil abrirse paso en un sector hostil y machista. En los últimos años, Cerrejón ha venido fortaleciendo sus políticas en materia de equidad e igualdad entre sus más de 11 mil trabajadores directos e indirectos. En 2018, cerró con 530 mujeres empleadas directamente y 635 trabajadoras de empresas contratistas.

“La compañía busca promover el rol de la mujer, contamos con mujeres en los niveles directivos, posiciones administrativas y operativas. En las operaciones tenemos mujeres que operan equipos enormes (palas y camiones), esto es un orgullo para todos los que somos miembros de esta gran empresa”, sostiene Bejarano.

Claudia Bejarano es esa mujer pujante que ha logrado sobresalir en un sector donde las mujeres tienen poca participación y criar a sus dos hijos. Hoy espera con ansias que pase la pandemia para poder conocer y abrazar a su primer nieto. Mientras tanto en sus ratos libres, le encanta hacer ejercicios y entrar en contacto con la naturaleza.

Desafíos que deberá sortear

Dentro de sus prioridades se encuentran la puesta en marcha de iniciativas con las que se busca que la operación minera sea más sostenible y competitiva en medio de la pandemia de la covid-19, y que los mantiene a media marcha. Además, de los efectos del cambio climático, la reducción en los precios y disminución de la demanda de carbón. En 2019, la meta de producción de 30 millones de toneladas se redujo a 25,7.

A todo esto, se unen los fallos judiciales que han limitado el acceso a tajos de mayor calidad, entre ellos el de ‘La Puente’, que trae consigo el polémico desvío del arroyo Bruno.

“Todo esto nos obliga a transformarnos, para que esta empresa vuelva a ser competitiva y así́ poder seguir apoyando a nuestras familias, a las comunidades, a La Guajira y a Colombia. El carbón se va a mantener en la matriz energética durante muchos años, pero tenemos que adaptarnos para asegurar que Cerrejón siga siendo rentable y en capacidad de apoyar el desarrollo de la región. No podemos seguir haciendo las cosas de la misma forma”, indicó.

Otra de sus pruebas será sortear el cambio de turno que se pretende implementar y que ha sido considerado como ‘perverso’ por las directivas de Sintracarbón, el cual busca pasar del turno 2×1-2×3 en sus distintas modalidades al 7×3-7×4.

Lo invitamos a leer también: 

ELIANA MEJÏA OSPINO 
Especial para EL TIEMPO
Riohacha

[ad_2]