Mujer borracha que intentó abrir avión en pleno vuelo fue condenada a prisión – Europa – Internacional

[ad_1]

A dos años de prisión fue sentenciada una joven, de 26 años, quien, estando borracha, intentó abrir la puerta de un avión en pleno vuelo comercial.

La condenada fue identificada como Chloe Haines, una británica que, según aseguró durante el juicio en su contra, nada recordaba sobre lo sucedido.

La situación

El 22 de junio del 2019, Chloe se subió a un avión de la aerolínea de bajo costo Jet2, en el aeropuerto de Stansted, ubicado en el condado de Essex y que sirve a Londres, la capital inglesa.

Su destino era Dalaman, un destino turístico y paradisiaco de Turquía. Junto con ella, en la aeronave, iban 206 personas, contando la tripulación.

Una vez despegó de Stansted, la situación dentro del avión se salió de control y Chloe fue la protagonista: se puso de pie, se abalanzó hacia una de las puertas e intento abrirla.

“¡Quiero morir, voy a matarlos a todos!”, dijo la mujer, según testigos, mientras forcejeaba con algunos pasajeros y miembros de la tripulación.

Una vez reducida, y con la situación reportada a las autoridades, el avión tuvo que regresar a Stansted. Dos cazas de la Real Fuerza Aérea Británica lo escoltaron.

No recuerdo lo que pasó, solo que me sentía horrorizada (…) Estoy muy avergonzada por lo que sucedió

El juicio

Ocho meses después del hecho se realizó el juicio contra Chloe y el Tribunal de la Corona de Chelmsford la encontró culpable.

Según la cadena británica BBC, ella se declaró culpable de poner en peligro la seguridad de un avión y de atacar a uno de los tripulantes (Charley Coombe, quien sufrió rasguños mientras intentaba evitar que la puerta fuera abierta).

“Mezcle bebidas alcohólicas con medicamentos y me desmaye. No recuerdo lo que pasó, solo que me sentía horrorizada (…) Estoy muy avergonzada por lo que sucedió”, dijo la mujer, quien fue descrita por su propio abogado como “alguien problemático y con problemas serios”.

La BBC también informó que Michael Crimp, el fiscal del caso, aseguró durante la audiencia que los cazas aparecieron en la escena por error y que, si bien era imposible abrir la puerta del avión en pleno vuelo, eso no lo sabían los pasajeros.

Jet2 manifestó que sus pérdidas por esta acción fueron de 86.000 libras esterlinas, más de 379 millones de pesos, y que vetó de por vida a Chloe.

Tendencias EL TIEMPO

[ad_2]