Nueva sala agilizará atención en casos de cáncer de mama en Medellín – Medellín – Colombia

[ad_1]

Según el Instituto Nacional de Cancerología, el cáncer más común en el país es el de mama. En 2018, el país registró 13.380 casos nuevos de los cuales 3.702 terminaron en fallecimiento.En Antioquia, esta enfermedad registra, en promedio, entre 2.000 y 2.200 casos anuales los cuales, entre 2005 y 2018 les causó la muerte 5.116 mujeres según datos de la Seccional de Salud de Antioquia.

Ante la urgencia de una diagnóstico temprano que ayude a que la condición sea tratable, el Hospital General de Medellín dotó su espacio con una nueva Unidad de Cáncer de Mama, cuya novedad es que es un servicio con un notable impacto social ya que esta institución pública atiende principalmente pacientes del régimen subsidiado, población migrante y desplazada.

Asegura el hospital que “esta nueva Unidad representa un avance en el tratamiento de cáncer en Antioquia ya que una institución pública entra a prestar este servicio, que en la actualidad es manejado por entidades privadas”.Si bien la unidad contó para su implementación con una adecuación física para sala de procedimientos y modernos equipos como un ecógrafo y un mamógrafo digital, lo más valioso es el recurso humano, que está conformado por tres cirujanos de Seno-Mastólogos, dos oncólogos clínicos y un patólogo entrenado en seno.

En los próximos meses llegarán al Hospital General de Medellín nuevos equipos para dotar este nuevo espacio.

Foto:

Jaiver Nieto / EL TIEMPO

El mastólogo Carlos Andrés Ossa, coordinador de la Unidad, explica que este servicio se prestará de lunes a viernes, de 7 a. m. a 5 p. m. con un cirujano de Seno-Mastólogo disponible todo el tiempo.

Lo que se busca, dice el experto, es “articularnos con la red pública de Primer Nivel y los Hospitales Públicos Departamentales que identifiquen casos sospechosos para activar la Ruta en los casos que sean detectados, para nosotros recibirlos. Este proyecto busca disminuir las barreras de acceso, incrementar el diagnóstico temprano y bajar los altos costos del régimen subsidiado”.

Por su parte, la mastóloga Carolina Benavides, quien también hace parte de la unidad, resalta la importancia social que este servicio ofrece una población vulnerable, pues busca romper las barreras de acceso y tiempo para dichas mujeres.Uno de las principales misiones, para la experta, es detectar el cáncer de mama de manera temprana y no tardía, como ocurre en muchos de los casos en estas poblaciones vulnerables que presentan más estadíos tardíos por las demoras en los accesos al sistema de salud.

El objetivo es tener el resultado de patología en menos de 96 horas y comenzar con un tratamiento oportuno

“Con esta unidad, el beneficio que tratamos de establecer es hacer un manejo integral a las pacientes, donde sean evaluadas y si tienen indicación, se realice la biopsia en el hospital el mismo día”, opina la doctora. Y agrega: “El objetivo es tener el resultado de patología en menos de 96 horas y comenzar con un tratamiento oportuno, lo que es una notable mejora pues el promedio en el régimen subsidiado es aproximadamente de 15 días a un mes solo para el resultado de la biopsia inicial”.

Benavides cuenta que las pacientes del régimen subsidiado se demoran en promedio entre 280 y 300 días para acceder al tratamiento después de haber sido diagnosticadas, mientras que las del régimen contributivo, pueden tardarse entre 30 y 60 días.

La tasa de mortalidad por este cáncer ha aumentado en Antioquia y, para la mastóloga, esto hace referencia en esta demora en la atención. “Cuando se demoran más de 90 días en acceder a un tratamiento por cáncer se ve comprometido más su sobrevida global. La primera paciente que vi llevaba más de un año esperando a ser atendida, eso nos hace cuestionarnos que algo está pasando como sociedad, lo que es demasiado para un cáncer pues fue diagnosticado en un estado avanzado”.

Lo que más me ha gustado ha sido la agilidad con los exámenes y los tratamientos que tengo que hacerme

Esta nueva unidad lleva poco más de un mes funcionando y ha atendido ya a 17 personas de las cuales, la mayoría han sido pacientes vinculadas de la Seccional de Salud, es decir, que ni siquiera tienen Sisbén ni seguridad social.

Una de estas es Luz*. Hace siete meses la diagnosticaron y aún no encuentra el valor para contarle a su familia. Aunque parece que quisiera librar sola esta batalla, ella no lo siente así. “Desde el 14 de febrero estoy con este nuevo servicio y me han hecho sentir muy bien. Lo que más me ha gustado ha sido la agilidad con los exámenes y los tratamientos que tengo que hacerme, por ejemplo hoy me mandaron unos por la mañana y en la tarde ya me los habían hecho”, cuenta con timidez.

Por meses, estuvo en varios lugares donde la espera para un tratamiento se le hizo eterna. Ahora, en medio de su condición, dice sentirse privilegiada y con esperanzas renovadas para vencer este cáncer.

Luz sonríe y espera que como ella, muchas más mujeres en condiciones desfavorables se vean beneficiadas con este servicio.*Nombre cambiado por petición de la fuente.

DAVID ALEJANDRO MERCADO
Redactor de EL TIEMPO@AlejoMercado10

[ad_2]