Paro nacional: Balance de marchas en Colombia contra el abuso de la autoridad – Otras Ciudades – Colombia

[ad_1]

Luego de seis meses de que la pandemia del covid-19 llegó a Colombia, confinando a la mayoría de las personas en sus casas, este lunes se vivió la primera manifestación social multitudinaria en las principales ciudades del país.

(Lea también: Covid-19: Minsalud enciende alarmas sobre riesgos de rebrote por aglomeraciones)

Miles de personas se movilizaron por las calles de Bogotá, Medellín, Cali, Barranquilla, Bucaramanga, entre otras ciudades, con sus tapabocas, izando banderas de organizaciones sociales, en un ambiente de carnaval. Algunas, incluso, acompañaron a los manifestantes en caravanas de vehículos y en bicicletas.

Estas concentraciones, que en su mayoría resultaron pacíficas y solo tuvieron episodios de violencia al finalizar la tarde en Bogotá y Medellín, fueron convocadas por el Comité Nacional de Paro, integrado por sindicatos, centrales obreras y movimientos estudiantiles, que buscan hacer un llamado contra el abuso policial y en favor de la reivindicación de los derechos de los trabajadores.

(Le puede interesar: Bogotanos regresan a casa a pie por bloqueos en manifestaciones)

A diferencia de las protestas violentas y de los desmanes que tuvieron lugar hace 10 días en Bogotá por la muerte del ingeniero y estudiante de derecho Javier Ordóñez, las movilizaciones de ayer fueron, en términos generales, tranquilas.

En total se reportaron 10 concentraciones en la capital y, según la Secretaría de Seguridad, participaron más de 2.000 personas. El único lunar se presentó en la tarde, al cierre de la jornada, en la calle 12 con carrera 7.ª, donde un grupo de manifestantes atacó con piedras la fachada de una entidad bancaria. El Esmad respondió ante estos hechos, dispersando a las personas que marchaban.

Ante el cierre de decenas de estaciones de TransMilenio, cientos de ciudadanos tuvieron que caminar hacia sus destinos.

Foto:

Néstor Gómez. EL TIEMPO

Una primera movilización, en contra de la violencia y en apoyo a la Fuerza Pública, partió a las 8 de la mañana desde el parque Nacional. Con banderas de la Policía Nacional y de Colombia, cerca de un centenar de personas recorrió la carrera 7.ª hasta la plaza de Bolívar, donde se disolvió a los pocos minutos de haber llegado.

(Lea también: ‘El fin del mundo’: los relatos que plasman dureza de masacre en Cauca)

Otras caravanas, como la de Fecode y marchas se registraron en el norte, noroccidente y sur de la capital. En tanto, la movilización que comenzó en la autopista Sur con Boyacá, en la mañana, tomó la avenida NQS y luego por la calle 26 se dirigió al centro. Simultáneamente, manifestantes que se congregaron sobre el mediodía en el parque Nacional caminaban por la carrera 7.ª. hacia la plaza de Bolívar, donde alcanzaron a llegar algunos antes de que el Esmad disolviera la marcha.

TransMilenio cerró su operación hacia las 8 de la noche, pero decenas de estaciones suspendieron servicio mucho antes por cuenta de bloqueos y desmanes, por lo que algunos bogotanos se vieron obligados a llegar a sus casas a pie o en otros medios de transporte. Los bloqueos de algunas vías también dificultaron el regreso a casa de los capitalinos.

De otro lado, en Medellín, donde unas 5.000 personas se dirigieron en la tarde de ayer hacia el parque de las Luces, la manifestación solo se tornó difícil al paso por el comando de la Policía Metropolitana del Valle de Aburrá. Allí, algunas personas quitaron las vallas que protegían el edificio, para luego lanzar piedras y elementos incendiarios contra los muros y ventanas. El grupo fue disuelto rápidamente con la llegada de uniformados del Ejército.

(Además: La sospecha de infidelidad que concluyó que bebé había sido cambiada)

Jaime Montoya, presidente de la Central Unitaria de Trabajadores en Antioquia, recordó que los principales reclamos de los manifestantes al Gobierno Nacional son la matrícula cero para los estudiantes, la renta básica, además del apoyo a pequeñas y medianas empresas que se han visto fuertemente afectadas por la pandemia.

Miembros del Esmad y manifestantes se enfrentan en las marchas del 21 de septiembre.

Foto:

César Melgarejo. EL TIEMPO

En Barranquilla también se rechazó el abuso policial. Además, las organizaciones sociales se unieron para apoyar a Sintracarbón, sindicato de los trabajadores de la mina de El Cerrejón, en La Guajira, quienes comenzaron una huelga hace algunas semanas en medio de un conflicto laboral con sus empleadores. Alrededor de mil personas se movilizaron por esta capital sin inconveniente con la Policía.

En Cali, la principal motivación para acompañar las marchas fue el rechazo a las masacres que sacuden al sur del país, recordando a los jóvenes del barrio Llano Verde. En las caravanas se izó la bandera de Colombia y se culminó la protesta en el parque Las Banderas, donde había custodia de efectivos policiales tras los disturbios de la semana pasada. En esta ocasión no hubo enfrentamientos entre manifestantes y autoridades.

Le recomendamos: Cañaduzales del horror: lugar donde ocurren los más terribles crímenes

En Bucaramanga, las marchas partieron de diferentes puntos de la ciudad. Los sindicatos lideraron el recorrido que se inició en el puente de Provenza, movilizándose en carros, motocicletas y bicicletas. Desde la Universidad Industrial de Santander partió otro grupo que caminó y arengó contra los abusos policiales hasta la plaza cívica Galán. En la manifestación tampoco se presentaron inconvenientes. 

NACIÓN
En Twitter: @ColombiaET

[ad_2]