Playas en Santa Marta recuperan su color cristalino en cuarentena – Otras Ciudades – Colombia

[ad_1]

Ante la baja presencia de embarcaciones y turistas a causa del aislamiento obligatorio, en menos de 20 días la bahía de Santa Marta volvió a tornarse de color azul aguamarina.

Las medidas adoptadas por el Distrito de Turístico, Cultural e Histórico, perteneciente a la Gobernación del Magdalena, han contribuido a la recuperación del ecosistema marino.

El 17 de marzo la alcaldía de Santa Marta decretó el cierre de las playas, balnearios y destinos turísticos. De igual forma se restringió el ingreso de navíos menores y grandes embarcaciones con fines sociales, culturales y recreativos. Todo esto ha permitido que la contaminación se disminuya y se haga visible la transparencia del mar, así como su riqueza marina.

En redes sociales, varios usuarios han publicado fotografías y videos en las que se puede observar el cambio que han tenido playas como las de El Rodadero y las de Taganga en los últimos días.

“En 34 años que tengo de vivir en Santa Marta, nunca la había visto así” dijo un habitante de la cuidad
Para los que creen que las imágenes que rondan las redes sociales solo son photoshop. pic.twitter.com/XpTJcVrqJv

— OJO VALLENATO OFICIAL (@ojovallenato_) April 1, 2020

Además de la restauración del ecosistema marino, también se ha registrado el avistamiento de animales acuáticos.

Hace unos días se hizo viral un video en el cual unos delfines le ‘hacían compañía’ a una lancha a lo largo de la bahía.

Respecto a la situación el ambientalista George Salgado, en una entrevista para ‘El Universal’, de Cartagena, menciona que estos sucesos “se deben a que los niveles de contaminación están bajando considerablemente por el cierre de las actividades humanas, al bajar los vertimientos en nuestra bahía se da la cristalización de las aguas”. El experto también comentó el posible retorno de más especies a sus “territorios ancestrales” como lo son Barú y Playa Blanca.

Un acontecimiento similar se viene registrando en la bahía de Cartagena, en donde se ha hecho evidente el efecto positivo de la suspensión de las actividades marítimas. La estrategia, ordenada para mitigar y prevenir los contagios del covid-19, también obligó a suspender la temporada de cruceros y el acceso de los turistas a las playas.

(Lea también: El impresionante cambio de la bahía de Cartagena durante la cuarentena)

La ‘ciudad amurallada’ el 15 de marzo decidió cerrar sus playas acatando las medidas del gobierno para prevenir el contagio teniendo en cuenta la constante afluencia de turistas en la zona.

La medida también se extendió a establecimientos nocturnos, centros deportivos, cafeterías y restaurantes.

A los dos días, el 17 de marzo, también se cerraron las playas del balneario de Coveñas, en Sucre. En la decisión se incluyó el cierre de hoteles y hostales, además de la cancelación de todo tipo de actividades con un aforo mayor a 50 personas.

Hasta el 31 de marzo, el Ministerio de Salud había confirmado 10 casos de contagio en Santa Marta. El 2 de abril se registró un total de 39 contagios en Cartagena, siendo esta la ciudad con el primer caso de muerte por la pandemia. 

TENDENCIAS EL TIEMPO



[ad_2]