Relatos de las víctimas de la explosión en carretera Panamericana – Cali – Colombia

[ad_1]

El momento de terror que vivió Carlos Montenegro en la noche de este lunes, nunca se le olvidará. Eran cerca de las 7:30 de la noche cuando a la altura del sector de Pan de Azúcar, corregimiento de Párraga, en Rosas, Cauca, un vehículo de servicio público estalló de un momento a otro.

La onda expansiva alcanzó tres vehículos que estaban cerca y destruyó tres viviendas y afectó otras ocho. Muchas personas, lo perdieron todo.

Carlos, quien tiene su vivienda cerca a ese lugar, fue uno de los afectados. El fuerte impacto lo dejó aturdido y cuando reaccionó, inmediatamente trató de ponerse a salvo.

“Una vez que escuchamos el estallido, salimos a auxiliarnos los unos a los otros, pero el carro no paraba de explotar”, relató.

En la explosión, según el reporte, resultaron siete personas muertas y 13 heridas. Carlos, se podría decir que fue de los mejor librados, ya que solo tuvo una afectación en el pie.

Sobre los fallecidos, hasta el momento se han identificado seis de los siete.

Juan Fernando Villota Chitan, conductor de la camioneta; José Fernando Potosí Castillo, de profesión médico; Alicia del Socorro Chicaiza Rodríguez, estilista de 52 años; Leidys Margarita Arcila; Germán Roberto Morales Morales, y Eval Roma Mora Insuasty, ingeniero, quien fue coordinador de Acción Social hace muchos años en Tumaco, Nariño.

Se espera que en las próximas horas, se pueda establecer la identidad de la otra víctima. Los cuerpos fueron trasladados al Instituto de Medicina Legal en Cali.

Desolación y daños en el vecindario de Rosas tras explosión.

Foto:

Santiago Saldarriaga / EL TIEMPO

Carlos se encuentra en el hospital de Rosas. Junto a él, están Óscar Iván Maesoy Idalgo de 17 años; Anderson Yasman Erazo Navia de 23 y Rigoberto Montes Avella.

Jhon Edinson Ortiz, Libardo Achicanoy, Jerson Jesús Rangel y una menor de 11 años, fueron otros a los que la explosión alcanzó. Esa noche se movilizaban en un carro particular, sin embargo no presentaban heridas de gravedad y fueron dados de alta a las pocas horas.

Fernando Hurtado Páez, quien presenta trauma en tórax y abdomen y María Claudia Guzmán López, también hacen parte del grupo de heridos.

El gerente del Terminal de Transporte de Pasto, Fabio Zarama, explicó este vehículo tipo Aerovan, cubría la ruta Cali – Pasto y que cuando salió de la terminal, al vehículo se le hicieron todas las revisiones técnicas y protocolos necesarios para movilizar pasajeros.

“El conductor hace su prueba de alcoholimetría, sus papeles están en regla, muestra la planilla de autorización del viaje, todo estaba en orden”, dijo el funcionario.

En medio de un consejo de seguridad realizado en Popayán, el Ministro de Defensa Carlos Holmes Trujillo, señaló que el carro llevaba explosivos en su interior.

“La hipótesis principal, de acuerdo a las indagaciones de la Fiscalía General de la Nación, estaría asociada a una explosión accidental producto del transporte ilegal de explosivos. Estos explosivos tendrían como destino la ejecución de acciones terroristas o para su uso en la minería criminal. En los antecedentes operativos de la fuerza pública, se han realizado incautaciones de explosivos en condiciones y situaciones similares sobre este corredor vial”, dijo Holmes Trujillo.

Según la Fiscalía, al parecer los explosivos eran transportados en la parte delante del carro.

“Los primeros análisis de los técnicos indicaron que los explosivos, al parecer, iban almacenados en la parte delantera del automotor”, dice el ente Investigador.

Un fiscal especializado del Cauca asumió la investigación de este caso y junto a la Policía Judicial, coordina las labores que permitan dar claridad al tipo de explosivo y destino que era transportado en el vehículo de servicio público de la empresa Supertaxis, con sede principal en Ipiales, Nariño.

En cuanto a los damnificados por esta tragedia, el director General de la Unidad de Víctimas, Ramón Rodríguez, determinó acciones inmediatas para quienes perdieron sus viviendas.

“Activamos el plan de contingencia y en cabeza de nuestro director territorial, estamos revisando las afectaciones y cuántas víctimas hay para realizar la atención que nos competa”, dijo Rodríguez.

Se estima que las pérdidas materiales superan los $400 millones.

[ad_2]