Restringirán alimentación de palomas en parque icónico de Bucaramanga – Otras Ciudades – Colombia

[ad_1]

Funcionarios adscritos a la Secretaría del Interior y Subsecretaría de Medio Ambiente de Bucaramanga comenzarán a controlar a las personas que alimentan a las palomas del parque García Rovira, sitio referente situado en El Centro de la capital santandereana.

Henry Andrés Sarmiento, subsecretario de Medio Ambiente de Bucaramanga, dijo que en los próximos días comenzará una campaña pedagógica con los vendedores estacionarios de la zona y visitantes del lugar en la que solicitarán no alimentar a las palomas por la sobrepoblación que hay de las aves.

Esta será la primera medida que adoptarán las autoridades para responder al fallo del Tribunal Administrativo de Santander, en el que ordenan reubicar o hacer control de natalidad en las palomas por los daños que están ocasionando a bienes de interés público y exponiendo a la ciudadanía a un grave problema de salud pública.

“Vamos hacer una mesa de trabajo con la Corporación de Defensa de la Meseta de Bucaramanga (CDMB) porque queremos plantear una solución sanitaria y ambiental. Vamos a iniciar con controles en la alimentación y buscar si hay algún tipo de inhibidor o sustancia que repela las aves. Esperamos tener una solución no de caza control, sino de traslado de colonia y vamos a plantearlo”, agregó el funcionario.

El fallo del Tribunal ratificó una orden que el Juzgado 4 Administrativo había emitido y que el año pasado había sido apelado por la Alcaldía de Bucaramanga.

Marco Antonio Velásquez, estudiante de Derecho, fue quien instauró una acción popular ante el juzgado, pidiendo la protección de los bienes públicos y de las palomas.

Se aumentó la población de palomas sin ningún tipo de control y eso ha generado que los bienes de interés cultural se vean afectados. Algunos optaron por ubicar pullas en los techos donde mueren enterradas las palomas. Se debe buscar control der natalidad y un sitio seguro donde se puedan concentrar. El fallo pide que el Municipio establezca sanciones para quienes alimenten a las palomas”, indicó el accionante de la demanda.

Orlando Beltrán Quesada, director de la Asociación Defensora de Animales y la naturaleza (Adán), aseguró que la reubicación no sería la mejor solución y señaló que “de manera equivocada y absurda las palomas están consideradas como una plaga. Estas palomas no son nativas, son de una especie que trajeron los españoles y han estado con nosotros en varias generaciones. Son muy sociables y reubicarlas en un sector lejano a la ciudad es condenarlas a muerte”.

El ambientalista propone acudir al control de natalidad a través de una sustancia comercial que se puede usar con concentrado.

BUCARAMANGA

[ad_2]