Revocaron licencia ambiental de Hidrototare en Tolima – Otras Ciudades – Colombia

[ad_1]

La Corporación Autónoma Regional del Tolima (Cortolima) revocó o echó atrás la licencia ambiental de Hidrototare, un proyecto que buscaba generar energía eléctrica a filo de agua en las veredas Santa Bárbara y Buenos Aires, ubicadas en zonas montañosas de los municipios de Anzoátegui y Venadillo, en el norte del Tolima.

El visto bueno a la licencia había sido otorgado por el exdirector de Cortolima Jorge Enrique Cardoso, mediante resolución 3720 del 24 de octubre del año pasado, en medio de protestas de asociaciones ambientales y del rechazo rotundo de los habitantes de Venadillo y Anzoátegui, que se oponían por considerar que el proyecto terminaría por afectar nacimientos de agua y unas 40 quebradas debido a la construcción de una bocatoma de 3 kilómetros de longitud, así como tuberías de descargue de 5 kilómetros, una casa de máquinas, entre otras obras.

En su momento, Cortolima señaló que los impactos en el medio ambiente eran mitigables y compensables.

(Lea también: Inundaciones tienen aisladas a varias familias en el Meta)

El proyecto, jalonado por la empresa Hidrogeneradora Pijao, buscaba construir una hidroeléctrica para generar 20 megavatios de energía en una amplia zona de la cuenca del río Totare que se caracteriza por su riqueza agrícola en cultivos de aguacate, caña de azúcar, arroz, plátano y frutales.

Contra la licencia ambiental existían numerosos recursos de reposición instaurados por ciudadanos y concejales de Venadillo y Anzoátegui, así como por la Procuraduría Ambiental y Agraria del Tolima y asociaciones ambientales y de defensa del río Totare, un afluente de suma importancia toda vez que nace a más de 4000 metros de altura en el Parque Nacional Los Nevados, en jurisdicción de Anzoátegui, y abastece las zonas urbanas de unos 8 municipios para luego desembocar en el río Magdalena a la altura de Venadillo.

Olga Lucía Alfonso, directora de Cortolima, afirmó que, desde la realización de la audiencia pública ambiental llevada a cabo el 31 de enero del 2019, se expusieron por parte de los ciudadanos e intervinientes diversas inquietudes e inconsistencias ocurridas durante el trámite de licencia ambiental, cuestión que llevó a que, con posterioridad a la audiencia pública ambiental, se profirieran 3 conceptos técnicos por parte de la administración anterior de Cortolima.

(Le puede interesar: Encienden las alarmas en Ibagué por 46 niños contagiados de covid-19)

Los conceptos hacían requerimientos relacionados con aspectos técnicos como: descripción detallada de la litología del área de influencia directa, interpretación de la información geofísica, interpretación de la ocurrencia de aguas subterráneas, según análisis litológico, estructural; geotécnico, y geofísico, caracterización de la dinámica fluvial para el sector del área de influencia directa, modelación hidráulica que permita establecer el comportamiento de la fuente hídrica, entre otros.

“El estudio de impacto ambiental no contenía soportes que son relevantes a la hora de otorgar o no una Licencia”, afirmó la directora de Cortolima.

Aseguró que los estudios soportados, modelos, modelaciones, planos y análisis, eran fundamentales para establecer de una manera clara los impactos ambientales, “razón por la cual los conceptos técnicos en ningún caso soportaron la existencia de la totalidad de la información y análisis necesarios”.

El estudio de impacto ambiental no contenía soportes que son relevantes a la hora de otorgar o no una Licencia

Todas esas falencias generaron incertidumbre al equipo técnico para tomar una decisión de fondo respecto de la viabilidad o no de otorgar la licencia “pues cuando se otorga debe existir claridad respecto de los impactos ambientales que puede generar el proyecto”.

(Lea además: Sancionarán dos hostales por recibir turistas en Palomino, La Guajira)

Todo esto fue corroborado por la Subdirección de Calidad Ambiental de esta nueva administración en concepto suscrito por el subdirector, la cual constató y reiteró las falencias técnicas mencionadas.

En consecuencia, Cortolima ordenó el archivo del trámite administrativo dado que no se aportó información completa y los soportes que le permitieran a esta autoridad tener la certeza de la adecuada protección, prevención y/o mitigación de impactos que se pudieran generar en desarrollo del proyecto.

FABIO ARENAS
Para EL TIEMPO

[ad_2]