Riña en fiesta clandestina en medio de toque de queda de Santa Marta – Otras Ciudades – Colombia



En pleno toque de queda, una rumba de jóvenes en un barrio popular de Santa Marta se salió de control y terminó en un riña que dejó varios lesionados.

(Lea también: Pescadores protestan contra Hidroituango por sequía del río Cauca)

El hecho ocurrió en el sector de Curinca, donde los vecinos aseguran que a pesar de informar a la Policía sobre la aglomeración de personas en una vivienda y el exceso de volumen en la música, solo acudieron hasta que se registró el enfrentamiento.

Se trataba de una fiesta de cumpleaños que inició en horas de la tarde y solo se suspendió hasta que el exceso de alcohol provocó una pelea entre los invitados que no usaban tapabocas, se encontraban violando el aislamiento obligatorio y el toque de queda.

Fiesta de cumpleaños que se celebraba en pleno toque de queda en Santa Marta, terminó con violenta riña. La Policía informó que este domingo atendió más de 50 rumbas en barrios de la ciudad. pic.twitter.com/0HBXz8Nv5f

— Roger Urieles (@Rogeruv) August 3, 2020

(Le puede interesar: Ibagué estrenó área de hospitalización para salud mental)

Las agresiones quedaron registradas en un video de celular, donde se le ve a uno de los involucrados portando un arma blanca. A pesar de la mediación de los demás asistentes, los jóvenes se fueron a los golpes causándose fuertes lesiones entre ellos.

Una patrulla del cuadrante minutos después hizo presencia y logró retomar la tranquilidad en el lugar.

El comandante de la Policía Metropolitana, Coronel Óscar Solarte, manifestó que este domingo en Santa Marta se intervinieron más de 50 rumbas, donde las personas hacían caso omiso de las restricciones decretadas por la Alcaldía para evitar la propagación del covid- 19.

“Los fines de semana se disparan los reportes a las líneas de emergencia por denuncias de fiestas clandestinas; la Policía intenta acudir a todos los llamados, pero se convierte en una tarea compleja porque la irresponsabilidad de la gente cada vez es más grande”, manifestó el alto oficial.

(Le recomendamos: ‘Dos personas que muestren amor en un motel no es riesgo’)

Lo más grave, según el coronel Solarte, es que en muchas ocasiones, los infractores responden de manera agresiva a la solicitud de los uniformados de acabar la celebración.

“Otras veces atienden la petición, pero en cuanto se marchan nuestros hombres, retoman la rumba y se convierte en un desgaste para la Policía”, añadió el Coronel Óscar Solarte, quien reiteró la importancia de que todos aporten a tener un buen comportamiento durante la pandemia para evitar sanciones y medidas judiciales.

Roger Urieles
Para EL TIEMPO Santa Marta
@rogeruv