Vacaciones, un derecho afectado por la pandemia | Empleo | Economía

[ad_1]

Es común escuchar que a un conocido lo han sacado ‘obligadamente’ a vacaciones, que le han anticipado su tiempo descanso o que sus jefes le han pedido que, durante el trabajo en casa, seleccione unos días para su disfrute.

¿Esto es legal? La pandemia del coronavirus ha ocasionado que tanto entidades públicas como privadas tomen alternativas para conservar el empleo, mantener un equilibrio económico y brindar auxilios a trabajadores y empleadores durante la crisis. Además, el Gobierno ha tomado medidas con el fin de dar un aire a las compañías.

“Hasta tanto permanezcan los hechos que dieron lugar a la emergencia económica, social y ecológica, el empleador dará a conocer trabajador, con al menos un (1) día de anticipación, la fecha a partir de la cual concederá las vacaciones anticipadas, colectivas o acumuladas. De igual manera el trabajador podrá solicitar en mismo plazo que se le conceda el disfrute de las vacaciones”, se reglamentó en el artículo 4 del Decreto Legislativo 488 de 2020.

Y aunque la pandemia no es el mejor escenario para salir a vacaciones -con restricciones de movilidad y cuarentenas- sería casi que imposible negarse a aceptar los días de vacaciones que el empleador considere.

¿Buscas trabajo? Regístrate en elempleo.com y empieza a aplicar

Según Jorge Palacio, abogado asociado de la firma Barrera Palacio Abogados, el trabajador “no puede negarse, ya que se trata de una facultad legal del empleador; lo ideal y a lo que se debe propender es al consenso entre las partes, especialmente cuando se anticipa el disfrute”.

La medida puede resultar impositiva e incómoda en ciertos casos, pero este mecanismo puede ser considerado por el empleador con el fin de proteger el empleo y la empresa.

Entonces, a pesar de que en estas ‘vacaciones’ de cuarentena el empleado no pueda viajar, asistir a eventos masivos o disfrutarlas según sus gustos, su puesto de trabajo podría estar siendo resguardado bajo esa medida, específicamente en una situación donde el desempleo ha aumentado.

Aumenta tus posibilidades de encontrar trabajo. Conoce elempleo VIP aquí

“Lo importante es que el empleador no abuse del derecho y lo utilice en la medida en que realmente se vuelva indispensable, así como tampoco se anticipen múltiples periodos de vacaciones que dejen al trabajador sin posibilidad de descanso durante los próximos años”, advierte el experto consultado.

Con este mecanismo, algunas empresas con la imposibilidad de mandar a sus empleados a trabajar en casa, el teletrabajo e ir presencialmente a laborar, han “ganado tiempo, pues si bien no hay alivio en el flujo de caja, se trata de un concepto que no genera un pago sin retorno alguno”.

La desmotivación e incertidumbre de los colaboradores hacia la empresa se pueden generar tras esta decisión, pero “si se trata de un proceso donde se están agotando todas las alternativas para salvar la empresa y el empleo, siendo la terminación del contrato la última opción cuando se han agotado las posibilidades legales y los recursos financieros, esto habla muy bien de su intención y del esfuerzo por mantener los puestos de trabajo”, concluye Palacio.

Juan David Castro
Contenido@elempleo.com

[ad_2]